Bebés que no duermen


Bebés que no duermen

En la mayoría de los casos, los padres recientes deben renunciar a dormir plácidamente muchas noches, al menos hasta que el niño cumple un año. Pero lo más normal es que el bebé se despierte, llore, y vuelva a dormirse por si solo. El problema viene cuando esto no sucede.

Una buena proporción de niños tiene problemas a la hora de dormir. Lo más habitual es que se despierten , lloren, sus padres les presten atención y les ayuden a dormir. Esta situación se repite cada noche, y acaba convirtiéndose en un mal hábito, que puede tener consecuencias importantes.

Los niños con trastornos del sueño necesitan que sus padres les enseñen a dormir, dándoles unas pautas correctas para conseguir que al final duerman solos, y de un tirón.

Causas para que un bebé no duerma

Algunos padres, adquieren unas actitudes que favorecen que el niño tenga el hábito de despertarse por la noche, y llamar su atención. Por ejemplo, las madres que acostumbran a sus hijos a mamar cada vez que lloran se encuentran con el que pequeño muchas veces llora por la noche solo porque quiere sentir la sensación de que su madre le coja en brazos y le de el pecho.

También el hecho de acunar siempre al bebé representa malacostumbrarlo, porque el niño no asocia la cuna con el sueño. Por lo tanto, cuando se despierta por la noche, llora para que su madre le vuelva a acunar. Lo mismo sucede si se le acostumbra a jugar con él, pasearlo, o darle algún beneficio especial cuando llora por la noche.

Hay que tener en cuenta todos estos factores cuando el niño aun es un bebé, puesto que a medida que crece, será mucho más difícil corregir su hábito. Un niño que ya haya cumplido un año llorará durante horas hasta que sus padres no le den lo que busca, y costará mucho hacerlo cambiar.

Consejos para ayudar a dormir a los bebés

Cuando un niño no duerme, lo más importante es que sus padres no pierdan los nervios, y apliquen algunos trucos que ayudarán a reconducir sus hábitos.

Para empezar, es bueno acostumbrar al pequeño a una rutina. Ésta debe incluir un vestuario adecuado para llevarlo a la cuna, respetar sus horarios de comidas y procurar que no cene después de las 10 de la noche, y contarle un cuento o ponerle una música que le relaje.

Además, hay que enseñar al bebé que no duerme a diferenciar el día de la noche, procurando oscuridad y silencio a la hora de ir a dormir. Una buena opción para que se sienta seguro es llevarlo a la cama con su juguete especial, que incluso le hará compañía si se despierta por la noche.

Finalmente, es necesario que los padres adopten unas pautas de comportamiento cuando el niño se despierte por la noche. Una es no llevarlo nunca a la cama de matrimonio, y la otra alargar cada vez unos minutos más el tiempo de respuesta a su lloro.

Foto: Flickr


Referencias: Wikipedia | Medline

Especiales que te interesan:



¡Ya somos más de 70.000 fans! ¡Únete!

Deja un comentario