Cómo aliviar las molestias de los dientes del bebé


Cómo aliviar las molestias de los dientes del bebé

Nadie sabe a ciencia cierta si la salida de los primeros dientes del bebé es dolorosa o no, porque lo cierto es que no nos podemos acordar. Hay algunos que dicen que si tuviéramos que pasar por ese trago de mayores no lo soportaríamos, pero la verdad es que hay bebés a los que le salen los dientes sin que los padres se enteren mientras que en otros esta salida está acompañada de síntomas muy molestos.

Es a partir del sexto mes cuando por norma general aparecen los primeros dientes, en algunos niños saldrán antes y en otros después, pero no hay que preocuparse, ningún niño se queda sin dientes. Hay una serie de síntomas que ponen sobre aviso a los padres y que son un indicativo de que el momento está cerca.

Cuando el bebé empiece a morder las cosas con fuerza es hora de ver si le están saliendo los dientes

El bebé se suele llevar todo lo que pilla a la boca, esto es habitual, pero cuando se realiza con mayor ansia y notamos que el bebé muerde hasta con rabia podemos suponer que algún diente está luchando por salir. En esta fase previa es bueno facilitarle al niño mordedores y otros objetos similares que le alivien. Hay algunos que están rellenos de agua con el fin de que los enfriemos en la nevera para que el contacto con el frío le alivie. También podemos optar por trozos grandes de manzana u otras frutas que no supongan un problema para el niño, si están frescas mejor.

Además de esta ansia y un cierto grado de irritabilidad, los padres notarán también como las encías de su hijo están inflamadas así como la piel de alrededor de la boca, el babeo es otra de las señales. Ante estos mismos síntomas cada niño reaccionará de una manera, pero es habitual que vayan acompañados de problemas para conciliar el sueño, trastornos en el apetito, e incluso unas décimas de fiebre.

En el caso de que aparezca la fiebre se pueden utilizar antipiréticos, aunque a la hora de utilizar otros medicamentos es mejor consultar al pediatra. Aunque pensemos que todos los síntomas de nuestro bebé tienen que ver con la salida de los dientes es mejor consultar con el médico, especialmente si duran mucho tiempo o aparecen otros como la diarrea o la congestión nasal.

Masajes suaves en las encías o mordedores helados son buenos remedios

Otro remedio efectivo es dar masajes suaves en las encías del bebé, se puede frotar suavemente con el dedo o con una gasa mojada, hay quien frota las encías con antinflamatorios, aunque antes de hacerlo es mejor consultar al especialista. También venden en la farmacia productos específicos que pueden ser de ayuda.

Todos estos remedios aliviarán en mayor o menor medida las molestias del bebé, pero lo que mayor consuelo le aportará será nuestra compañía y consuelo. El niño está experimentando una nueva sensación y no sabe exactamente que le pasa, lo que le hace estar más intranquilo, descansar peor… Por muchos remedios que le apliquemos lo que mejor le sentará será saber que en ese momento de cambio puede contar con su papá y su mamá.

Foto: Flickr


Referencias: Wikipedia | Medline

Especiales que te interesan:



¡Ya somos más de 70.000 fans! ¡Únete!

Deja un comentario