Adaptación de niños de 3 a 5 años a la escuela o colegio

Adaptación de niños de 3 a 5 años a la escuela o colegio

Los tres años es el periodo en el que los niños inician un proceso de escolarización que comprende la segunda etapa de la educación infantil. Como tal esta etapa no es obligatoria, pero prácticamente todos los niños de entre 3 y 5 años están escolarizados ya que este ciclo es básico para la posterior entrada en el colegio con unos aprendizajes adecuados, además de para el proceso de socialización de los menores.

Para muchos los tres años suponen su primera separación del hogar familiar. A esta edad los niños suelen tener el lenguaje bien adquirido y el nivel de comprensión del mundo que le rodea le permite asimilar mejor esta nueva etapa. Será misión de los padres ir preparando al niño ante su entrada en el colegio. El colegio debe ser un sitio atractivo, donde jugar y divertirse y en el que conocerá a nuevos amigos. Pese a todo, las reticencias permanecerán y la entrada puede estar acompañada de lloros. Transmitir seguridad y confianza será el objetivo para que el niño poco a poco acepte la situación.

La educadora se convertirá en un referente para el niño a partir de los 3 años de edad

A partir de los 3 años va a ser muy importante en el proceso de adaptación infantil, el trato que tenga el niño con la educadora. En ausencia de los padres se va a convertir en su referente, por eso es importante que trate al niño con cariño, conozca su nombre y actúe con él respetando su personalidad. El niño de esa edad debe a su vez asimilar la escuela y sus espacios como algo propio, poco a poco irá conociendo sus diferentes elementos y sabrá cual es su sitio en relación al resto.

Cuando el niño conozca bien tanto al personal del centro como a los elementos que la conforman, será más sencillo que acuda al colegio sin problemas. En todo este proceso no habrá que olvidar la relación que establece con sus compañeros, esta será una de las mejores bazas para incentivarle a asistir al colegio.

Adaptación para niños que vuelven después del verano

En los casos en que el niño ya es veterano también se suele pasar por un periodo de adaptación. Las vacaciones de verano suponen un importante parón y cuesta habituarse a la rutina, aunque sea conocida. Con un año más las exigencias también irán aumentando, sin olvidar el cambio de educadora, todo ello requerirá de una readaptación que suele ser más sencilla que en el primer año, al no partir de cero.

Los problemas en los 4 y 5 años tendrán más que ver con su proceso de integración y socialización que con el hecho en sí de acudir a la escuela. Si surgen problemas con sus compañeros o no acaba de encontrar su lugar, lo normal será que muestre rechazo y no quiera ir al colegio. Padres y educadores deberán estar atentos y analizar los motivos de su comportamiento. Y es que para que el niño se adapte sin problemas al centro lo más importante será que se sienta a gusto con sus compañeros.

Foto: Flickr
Referencias: Wikipedia | Medline
Entra en nuestra red social para embarazadas y madres:

Entrar con Facebook

Deja un comentario