Los padres y la escuela en la educación de los niños

Los padres y la escuela en la educación de los niños

En la educación de los pequeños juegan un papel fundamental, tanto los padres como la escuela. Es cierto que sobre este tema hay un amplio debate actualmente, ya que, hay ocasiones en que los niños no son educados en casa, ya que sus padres esperan que en el colegio se les diga cómo se debe o no actuar.

Sin embargo, el papel de los padres es principal en la educación de sus hijos. Por ello, el niño debe comenzar su proceso educativo en casa, donde se le enseñarán una serie de valores, normas y comportamientos que luego, evidentemente, se verán reforzados, una vez que esté en el colegio. Pero, desde que son muy pequeños sus padres tendrán que esforzarse por hacerles comprender que, en la vida, todos tenemos derechos y obligaciones, así como la importancia de valores como la generosidad, la obediencia, el respeto… En definitiva, dejarles claro lo que está bien y lo que no y cómo deben actuar.

El colegio no es dónde el niño es educado, son los padres los que educan al niño

Así, cuando el pequeño empiece a ir al colegio, tendrá que tener asimilados una serie de valores, actitudes y comportamientos. De este modo, tendrá que saber, por ejemplo, que hay que decir buenos días cuando se llega, que hay que compartir con el resto de compañeros los materiales, que no hay que pegar o hacer daño a los demás, que tiene que obedecer al profesor cuando le diga lo que tiene que hacer…

Y es que el colegio se centrará sobre todo en enseñar al pequeño conocimientos, aunque también es cierto que reforzará el aprendizaje de esos valores y comportamientos que ya se les han enseñado en casa. Así, además de adquirir conocimientos sobre diversos temas, así como habilidades, también será importante que en la escuela el pequeño reciba el mismo mensaje que se le transmite en casa. En cuanto al mensaje nos referimos a esos valores y comportamientos que los pequeños deben haber adquirido en el hogar, ya que cuando un niño no tiene normas establecidas en casa, así como unas responsabilidades y obligaciones, será muy complicado que, una vez en el colegio, sea capaz de seguir el ritmo, obedeciendo a los profesores y respetando a los demás.

Los niños deben haber aprendido ciertos valores antes de ir a la escuela

Y es que, si en casa, sus padres no le han enseñado la importancia de ser responsable, de que, al igual que derechos también tiene obligaciones o, de que hay que obedecer y respetar a los profesores, del mismo modo que les obedecen a ellos en casa, el niño no se comportará debidamente en el entorno escolar. En este punto cabe destacar la importancia de enseñar a los pequeños la importancia de acudir al colegio y hacerles entender que, al igual que en casa, en el colegio tendrá obligaciones, derechos y responsabilidades.

Sin embargo también es importante y fundamental la enseñanza que recibe en la escuela para su desarrollo como persona y servirá para completar la labor educacional que llevan a cabo sus padres. Asimismo, también influirá en este desarrollo las relaciones del niño con los demás, en el entorno que le rodea, ya sea con familiares o amigos. En cada momento, sin que ni siquiera el pequeño sea consciente, está aprendiendo conocimientos que le serán fundamentales en su desarrollo como persona. Y es que no sólo es útil que un niño sepa hacer cálculos matemáticos, sino que también lo es que conozca la importancia de compartir o de ser obediente.

Foto: Flickr
Referencias: Wikipedia | Medline

Deja un comentario