¿Por qué los niños fracasan en los estudios?

¿Por qué los niños fracasan en los estudios?

Los motivos por los que un niño no tiene éxito en sus estudios son muchos y dependen de diversos factores. En lo primero que se puede pensar es en su capacidad, si pueden o no afrontar las tareas que se les encargan. Realmente este es el motivo minoritario por el que un niño fracasa, de hecho hay niños muy inteligentes que no tienen éxito mientras que otros más normales acaban sacando las mejores notas.

Por eso la respuesta a esta pregunta habrá que buscarla sobre todo en la motivación de ese niño y en la relación con sus padres y profesores.

Siempre se ha dicho que si a un niño no le gusta estudiar poco podremos hacer, pero la pregunta sería qué lleva a un niño a decidir que no le gusta estudiar.

Uno de los principales motivos del fracaso escolar es la de la falta de motivación

Desde que son pequeños los niños están abiertos a todo y solo deciden que algo no es de su agrado cuando las experiencias que tienen sobre ello son negativas. Así, si convertimos el estudiar en una tarea tediosa, que tienen que hacer por obligación, reconociendo nosotros mismos que es un rollo, no podemos esperar que nuestro hijo muestre gran interés.

Se trata de motivarles desde el principio, deben ver la escuela como un lugar donde divertirse, jugar, hacer amigos y aprender cosas nuevas. Es importante que las primeras tareas que se les mandan se realicen con buen ánimo, para ello los padres deben mostrar interés, deben preguntarles que han aprendido hoy y ayudarles con sus deberes. Ello implica que en casa se deba propiciar un clima apto para el estudio. El niño puede tener muy buena voluntad pero si llega a casa y sus padres están viendo la tele y solo le ordenan que haga sus deberes poco a poco irá perdiendo interés.

Este es el primer punto y más importante que hay que potenciar, despertar en los niños las ganas de aprender y para ello lo mejor será predicar con el ejemplo, si los padres leen o tienen un ambiente propicio al estudio siempre será más fácil que el niño siga ese ejemplo.

El carácter del niño y los estímulos y expectativas de los padres son también muy importantes

Por otro lado el gusto por el estudio también va a depender de la personalidad y el carácter del niño. Por muy buen clima que haya, hay veces que al niño le cuesta mucho más centrarse, en este caso, además de todo lo dicho, será importante reforzar de forma positiva la importancia de tener éxito en la escuela. Se debe también abordar la cuestión con los profesores, cada niño es diferente por lo que lo que funciona para uno puede que no funcione igual para otros, una comunicación fluida y directa con los educadores será básica si queremos que nuestro hijo vaya bien en el colegio.

El fracaso escolar también suele deberse a problemas por los que pasa el niño, bien en la propia familia o por otras cuestiones externas. En este caso se deberá identificar el problema, sobre todo si el niño iba bien y de repente la cosa cambia. Muchas veces este fracaso es una señal de algo más grave que hay que investigar.

Foto: Flickr


Referencias: Wikipedia | Medline

Deja un comentario