¿Qué debemos esperar y exigir de una guardería?


¿Qué debemos esperar y exigir de una guardería?

Dejar a nuestro hijo en manos extrañas no es tarea fácil para ningún padre, ¿estará bien? ¿le cogerán si llora? ¿comerá? ¿dormirá?… Los interrogantes se cuentan por decenas, por eso antes de decidirnos por un centro u otro es necesario tener claro que es lo que queremos y lo que nos ofrecen en los centros infantiles.

Para ello lo mejor antes de decantarnos por un centro u otro es tener la información de qué es lo mínimo que se les debe exigir y a partir de ahí podremos visitar las de nuestra elección para ver si se adaptan a lo que estamos buscando.

Requisitos legales que tienen las guarderías en España

Existen una serie de requisitos obligatorios, primero en cuanto a la cantidad de niños, según la edad podrán acoger a más o menos por clase. Entre 0 y 1 año se permite un máximo de 8, 13 para los de 2 años y hasta 20 en las clases de 2 a 3. Asimismo el personal que los atienda debe ser igual al número de clases que haya más uno, y por cada seis unidades al menos uno de los profesionales debe ser Maestro de Educación Infantil. Por tanto una de las preguntas básicas que hay que hacer es quien estará en clase con nuestros hijos.

El centro a su vez debe contar con una serie de instalaciones mínimas, además de las condiciones básicas de seguridad, higiene y accesibilidad el centro tiene que tener acceso independiente desde el exterior y un mínimo de dos metros cuadrados por cada niño. Las aulas para menores de dos años tienen que tener una zona específica para el descanso y otra para la higiene, para los mayores de esa edad ha de haber un aseo accesible desde la clase. Los centros han de contar también con un aula de usos múltiples y con un patio de juegos con un mínimo de 60 metros cuadrados. Por último tiene que ver una zona adecuada para la preparación de los alimentos y la zona de aseo de los adultos debe estar separada de la de los niños.

Otros requisitos o cosas que debemos estudiar si tiene la guardería

A partir de aquí, cuanto más azúcar más dulce, es nuestro deber como padres preguntar por todos estos requisitos, comprobar que es así y pedir los permisos necesarios en caso de que tengamos alguna duda. Tampoco debemos olvidarnos del proyecto educativo del centro, es un documento en el que se plasman los objetivos del centro y qué tipo de educación persiguen, es importante conocerlo con el fin de que no sea contrario a las preferencias de los padres.

Pero hay otros requisitos que no los vamos a ver plasmados en ningún papel, son todos los que tienen que ver con el cariño, la simpatía y el saber de la persona que en última instancia va a estar con nuestro hijo. Para averiguarlo, más allá de pedir conocer a la persona, podemos preguntar por la zona o a otras madres que lleven a sus hijos a ese centro. Puede que tenga todo lo exigido, incluso más, pero que luego los niños no se sientan queridos y apreciados. Está claro que no los van a tratar como en casa, pero recibir una caricia y un beso de su ‘seño’ seguramente sea más importante para ellos que tener un patio con piscina y eso, en última instancia, es lo que nos debe ayudar a decidir.

Foto: Flickr


Referencias: Wikipedia | Medline


¡Ya somos más de 70.000 fans! ¡Únete!

Deja un comentario