Alergias durante el embarazo


Alergias durante el embarazo

La experiencia agradable y positiva que representa un embarazo para una mujer, no siempre lo es para una alérgica que no esté controlada médicamente.

La alergia en si misma no es un problema importante para el desarrollo correcto del feto, pero sí que puede ocasionar problemas graves en la respiración de la madre. Y si ella no recibe el oxígeno que necesita, el niño puede verse entonces afectado. Además, hay que tener en cuenta que, sobretodo a lo largo del primer trimestre de gestación, no podrá tomar su medicación habitual si le aparece un cuadro alérgico.

Consecuencias de las dificultades respiratorias de la madre en el feto

Se ha dicho que la alergia no tiene un efecto negativo directo sobre el bebé, pero si que puede tener consecuencias indirectas sobre su estado de salud. Si la madre tiene una crisis respiratoria importante, hay posibilidades de que no aporte la cantidad de oxígeno habitual al bebé. En este caso, se pone en peligro tanto la vida de la madre como del hijo.

Esto reafirma la necesidad de someter a una embarazada a controles continuos de sus alergias, con el objetivo de evitar que acaben culminando en una crisis grave, o en un asma alérgico.

Medicación y vacunas para las alergias

No se ha probado que vacunar contra la alergia a una mujer embarazada pueda provocar consecuencias negativas en el desarrollo fetal, pero no es recomendable que se haga por primera vez durante la gestación. La razón es muy sencilla: una mujer que se vacuna de manera habitual ante ciertas circunstancias, ya tiene su cuerpo acostumbrado a las reacciones que le provoca. En cambio, al administrar por primera vez una vacuna nunca se sabe si puede desencadenar una reacción anafiláctica.

Si antes de quedarse embarazada, la mujer ya tomaba antihistamínicos de manera habitual, debe consultar con su médico si puede seguir utilizándolos. Hay que recordar que, aunque no se ha probado el efecto negativo de los medicamentos antialérgicos en el proceso de gestación, la verdad es que la mayoría de medicinas pueden resultar perjudiciales.

La validez de los productos de herbolario

Aunque existe el mito generalizado de que los productos de herbolario son inocuos porque son naturales, no hay que tomarlos durante el embarazo, ni siquiera en forma de infusión.

Es importante saber que las hierbas y los productos naturales interfieren con algunos fármacos, y pueden llegar a tener efectos inesperados sobre el organismo. Es imprescindible consultar antes con un médico, para que de su visto bueno a la ingesta de cualquier producto, aunque sea de herbolario.

La importancia de consultar con el médico

Una de las recomendaciones más extendidas a la hora de planificar un embarazo es que la mujer haga una visita previa a su ginecólogo. Esto aun es más importante en el caso de que padezca de alguna alergia, ya que de esta manera podrá exponerle cual es su estado de salud en el momento de la preconcepción , y el médico establecerá una medidas previas para garantizar la buena salud tanto de la madre como del niño, incluyendo la necesidad o no de una vacunación.

Foto: Flickr
Referencias: Wikipedia | Medline

Especiales que te interesan:



¡Ya somos más de 70.000 fans! ¡Únete!

Deja un comentario