¿Cuál es el efecto que produce en el feto el consumo de marihuana durante el embarazo?


Fumar no está recomendado en el embarazo y esto incluye también el consumo de marihuana, pero además, por sus propiedades, es especialmente peligroso para el feto el consumo de esta sustancia.

Los estudios sobre el efecto del tabaquismo en el crecimiento y desarrollo del feto son amplios y variados, no así los del consumo de marihuana. Pero hace dos años investigadores de los Países Bajos siguieron a más de 7.000 mujeres de las cuales al menos un 3% habían reconocido fumar marihuana en etapas iniciales del embarazo.

Efectos del consumo de marihuana en el feto

¿Cuál es el efecto que produce en el feto el consumo de marihuana durante el embarazo?

Las conclusiones a las que llegaron indican que el consumo de esta droga es causante del retraso en el desarrollo del feto y de microcefalia, lo que desemboca en problemas cognitivos y conductuales durante la niñez. Estos efectos también se han observado entre las fumadoras de tabaco habituales, pero en menor medida. En ambos casos fumar tiene como consecuencia que al feto en desarrollo le llegue menor cantidad de oxígeno, pero si se trata de marihuana además se ve afectado el sistema nervioso y hormonal del bebé en crecimiento.

El menor tamaño de la cabeza del bebé es uno de los efectos más evidentes de este consumo. Midiendo mediante ultrasonidos la circunferencia cefálica quedaba clara la diferencia entre las consumidoras y las que no lo eran. Estas diferencias eran también significativas en cuanto al crecimiento. Los fetos de madres consumidoras crecían hasta 11 gramos menos por semana en las etapas iniciales, si el hábito se mantuvo todo el embarazo esa disminución llegó hasta los 14 gramos. En el caso del tabaco el crecimiento se ve disminuido en 4 gramos semanales.

Todo ello da como resultado que los bebés de madres que fuman marihuana tengan un peso más bajo al nacer que el resto. Esta diferencia puede ir de los 150 gramos a los 300, en función de si el consumo ha sido en los meses iniciales o prolongado durante el embarazo.

La combinación con otros elementos como alcohol no se ha estudiado suficientemente

Por otro lado otros investigadores señalan que no hay una relación del todo concluyente sobre los efectos que puede causar la marihuana en el feto, más allá del retraso en el crecimiento, el bajo peso y posibles alteraciones cognitivas. No se han encontrado malformaciones en el feto y sus efectos parecen ser moderados en comparación con otros factores. Aunque hay que tener en cuenta el consumo que haga cada mujer y si se combina con tabaco, alcohol u otras sustancias.

En lo que todos parecen estar de acuerdo es que ante el debate de si se producen o no alteraciones cognitivas graves u otros defectos en el feto, lo más recomendable y seguro es abandonar el consumo de esta sustancia así como el del resto de drogas durante el embarazo y la lactancia. Si la mujer tiene problemas para dejar ese hábito debe acudir a su médico o a un especialista que le ayude en ese proceso, pensando siempre que será lo mejor que puede hacer para proteger su salud y la de su bebé.

Foto: Flickr


Referencias: Wikipedia | Medline

Especiales que te interesan:


Deja un comentario