¿Es normal el sangrado durante el primer trimestre de embarazo?

¿Es normal el sangrado durante el primer trimestre de embarazo?

Ver sangre en el primer trimestre de embarazo suele causar una gran alarma en la embarazada, antes de caer víctima de la angustia hay que saber en qué casos este sangrado es normal y en cuales es imprescindible acudir al médico.

Los motivos por los que se sangra durante los primeros tres meses de embarazo son variados y no tienen porqué indicar que al bebé le pase nada. De hecho hay mujeres que cada mes siguen marcando una especie de regla pese a estar embarazada.

Este sería uno de los sangrados habituales, pese a que las hormonas del embarazo son más fuertes que las hormonas que controlan la menstruación, hay veces en que durante el ciclo menstrual y debido a estas variaciones hormonales se produce un pequeño sangrado en la fecha en la que se tendría la regla. Se debe consultar con el médico, pero no es algo que deba preocupar a la madre.

Causas frecuentes del sangrado

Otro sangrado común en las primeras semanas es el que algunas mujeres experimentan cuando el óvulo se implanta en el útero, es un sangrado leve que puede durar uno o dos días, se puede repetir de nuevo una vez la placenta se instala en el útero. El ablandamiento en el cuello del útero es también causa de que algunas embarazadas pierdan un poco de sangre.

Existen otros motivos que provocan pequeñas pérdidas, hay veces que aparecen pólipos, son pequeños tumores benignos que pueden provocar sangrado. Las infecciones e incluso las relaciones sexuales también pueden provocar pérdidas.

Ante cualquier sangrado lo mejor es acudir al especialista. Si se trata de pequeñas pérdidas ocasionales seguramente no haya motivo de preocupación, pero será el doctor el que determinará las causas aunque en muchas ocasiones son difíciles de diagnosticar y desaparecen por si solas.

Cuando sí que habrá que alarmarse y acudir sin falta a urgencias será cuando el sangrado sea abundante, de un color rojo brillante. En estos casos puede tratarse de un aborto espontáneo o de un embarazo extrauterino, si además va acompañado de dolores abdominales la atención debe ser inmediata.

El 25% de las embarazas sufre algún tipo de sangrado durante los meses iniciales, la consulta con el médico será el primer paso pero además se deben tomar una serie de precauciones para evitar complicaciones mayores. Es mejor evitar las relaciones sexuales hasta que el médico diga que se pueden retomar y se recomienda reposo, que puede ser absoluto o consistir en una disminución de la actividad, dependerá de qué haya motivado el sangrado.

El sangrado puede ser un síntoma de placenta previa

Una vez pasados los tres primeros meses el sangrado si se manifiesta o se mantiene, puede ser signo de placenta previa que ocurre cuando la placenta crece en la parte baja del útero y tapona el cuello uterino, también puede indicar desprendimiento de la placenta, aborto o parto prematuro.

En definitiva las pérdidas ocasionales en los tres primeros meses de embarazo no suelen indicar ninguna problemática grave, pero ante cualquier sangrado va a ser siempre necesario acudir al médico para que identifique las causas y se tomen las medidas precisas.

Foto: Flickr


Referencias: Wikipedia | Medline
Entra en nuestra red social para embarazadas y madres:

Entrar con Facebook

Deja un comentario