Parto de nalgas


Parto de nalgas

El parto de nalgas se produce cuando el bebé no presenta la posición natural en el momento de dar a luz, esto es, con la cabeza en la parte de abajo. Alrededor de un 3% de partos se presentan de esta manera.

En estas raras ocasiones podemos hablar de un parto de nalgas. Puede ser total, es decir el bebé están colocado de nalgas y con las caderas y las rodillas flexionadas. Hay otra variante denominada parto de nalgas natural, en este caso las caderas están flexionadas pero las piernas permanecen estiradas hacia el pecho. También sería parto de nalgas cuando los pies o las rodillas son lo primero que sale.

Lo habitual es practicar una cesárea

Lo habitual es que ante un parto que se salga de lo normal, es decir de la posición cefálica, se programe una cesárea con el fin de curarse en salud y evitar posibles riesgos. Pero también es posible tener el bebé mediante un parto vaginal.

La cesárea no deja de ser una intervención quirúrgica no exenta de riesgos, las infecciones y hemorragias suelen ser habituales y del mismo modo la recuperación es más complicada. Es por ello que debemos informarnos de otras alternativas antes de seguir adelante.

Hasta el último momento el bebé puede cambiar de posición. Aunque lo habitual es que hacia la semana 37 se coloquen cabeza abajo, hay algunos que siguen sentados y no se dan la vuelta hasta que comienza el trabajo de parto. También existen técnicas que debe practicar el médico y que ayudan a que se de la vuelta, como la versión cefálica externa. La mujer puede a su vez realizar ejercicios que favorezcan la movilidad en el feto.

Si aun así el bebé sigue de nalgas con la cesárea no habrá mayor problema para él, es una fórmula segura, pero es posible tener un parto vaginal aunque este requerirá de mayor cuidado y atención. Si contamos con un ginecólogo experimentado en este tipo de partos no tiene que darse ningún problema, la mujer empujará siguiendo las indicaciones, igual que se haría en un parto vaginal normal.

Lo cierto es que cada vez se trabaja más en la línea de los partos naturales, debido al elevado número de cesáreas, muchas de las cuales se realizan sin necesidad. Realizando un estudio previo y a través de las ecografías se constata que muchos partos de nalgas se pueden llevar a término por vía vaginal sin complicaciones.

Posibles problemas

Pese a todo, y por no tratarse de la forma natural de llegar al mundo, pueden surgir problemas que se deben conocer antes de tomar una u otra decisión. El bebé puede lesionarse durante el parto también habrá que tener cuidado con el cordón umbilical ya que si se presiona demasiado puede haber un problema de falta de oxígeno. Otro problema que ocurre en los bebés nacidos de nalgas es la separación del hueso de la pierna de su orificio en la cadera.

La decisión por la que se opte a la hora del parto tendrá que estar meditada y consensuada entre la madre y el médico y pensando siempre en el bienestar del bebé.

Foto: Flickr
Referencias: Wikipedia | Medline

Especiales que te interesan:



¡Ya somos más de 70.000 fans! ¡Únete!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>