¿Por qué es tan importante el test de Apgar?

¿Por qué es tan importante el test de Apgar?

Es la primera prueba de las muchas a las que acabará sometiéndose nuestro hijo a lo largo de su vida, y puede que una de las más importantes. El test de Apgar es un sencillo examen que se realiza al niño nada más nacer y que permite valorar su estado general de salud siendo clave para identificar desde el primer momento algún problema y ponerle inmediata solución.

La prueba fue creada por la anestesióloga Virgina Apgar en la década de los 50, su objetivo es valorar en que estado se encuentra el bebé desde el primer minuto de su vida. Es una forma de ver como se ha adaptado al proceso de nacimiento, su nivel de sufrimiento tras ese duro momento. Pero la prueba va más allá y vuelve a realizarse al niño una vez han pasado cinco minutos, en este caso lo que se valora es la primera adaptación del niño a ese nuevo ambiente que le ha tocado vivir y como se ha recuperado tras la experiencia del parto.

Es normal que en la primera prueba el bebé obtenga una puntuación menor que en la segunda

Por todo ello lo normal es que en la primera parte del test el bebé tenga un resultado más bajo que en la segunda, teniendo en cuenta los aspectos que se valoran. Se mide su frecuencia cardíaca, respiración, reflejos, tono muscular y color de piel. En el primer minuto de vida los valores estarán afectados por el alumbramiento, no es extraño que la piel esté azulada, que haya poco movimiento y que la respiración sea irregular. Por ello es necesario esa segunda prueba que se realiza una vez han pasado cinco minutos, una puntuación adecuada indica un tono de piel normal, movimiento activo, respiración fuerte, reacción ante el estímulo y una frecuencia cardíaca por encima de las 100 pulsaciones.

Al tener en cuenta todos estos parámetros el test de Apgar se convierte así en un instrumento fundamental desde el primer minuto, comprobar el latido de su corazón o su respiración es básico para valorar su estado y actuar en caso de que sea necesario. Al mismo tiempo el hecho de volver a medir estos valores a los 5 minutos y a veces de nuevo a los 10, permite constatar que todo sigue bien o que por el contrario es necesario tomar medidas.

El Test de Apgar tiene el mérito de ser una herramienta imprescindible para reducir la mortalidad infantil

En todos los años que lleva realizándose ha sido fundamental para disminuir la tasa de mortalidad infantil, convirtiéndose en una herramienta imprescindible dentro de la sanidad pública. Hay que tener presente que los primeros minutos en la vida de un recién nacido son complicados y tener un instrumento que permite controlar su estado y evolución de una forma sencilla y determinante, es decisivo para asegurar por nuestra parte la máxima atención al recién llegado y eliminar las posibilidades de un descuido que pueda tener consecuencias fatales.

Gracias a este test los padres pueden estar tranquilos ya que su bebé estará controlado desde que llega a este mundo y se podrán tomar de forma inmediata las medidas precisas en el caso que la puntuación sea más baja de lo habitual.

Foto: Flickr


Referencias: Wikipedia | Medline

Especiales que te interesan:


Deja un comentario