Las mejores posturas para quedarse embarazada


Cuando una pareja decide concebir un bebé, hay muchos factores que comienzan a tener en cuenta, a los cuales quizás nunca habían prestado atención. Y cuando, después de varios meses de intentarlo, la pareja no obtiene los resultados que esperaban, ambas partes comienzan a buscar diferentes causas o consejos sobre el tema. Uno de los más populares, es sobre cuáles son las mejores posturas para quedar embarazada.

Posiciones sexuales simples y divertidas para aumentar las posibilidades

Las mejores posturas para quedarse embarazada

Una de las posturas para quedar embarazada más simples y que no involucran locas piruetas o acrobacias, es la típica postura Misionera, donde la mujer se encuentra acostada boca arriba, y el hombre boca abajo, sobre ella.

Una recomendación ideal al utilizar ésta postura, es poner una almohada o almohadón bajo los glúteos de la mujer, para que su pelvis se encuentre en una posición más elevada, permitiendo así una mejor penetración, lo cual incrementa las posibilidades de que los espermatozoides lleguen más rápida y eficazmente al óvulo a fecundar.

Otras 2 opciones de posturas para quedar embarazada, son dos variaciones similares, que presentan los mismos beneficios mencionados anteriormente (una posición sexual que permite una mejor penetración, a fines de una mayor probabilidad de que el óvulo sea fecundado). La posición original es en la cual el hombre se encuentra detrás de la mujer (no acostados completamente, sino que la mujer debe elevar sus glúteos y pelvis), que además suele ser una de las posiciones favoritas de los hombres.

Y si variación, es también con el hombre ubicado detrás de la mujer, pero ambos recostados lateralmente. Ambas posturas son de igual eficacia, y depende de ti y tu pareja ver cuál les resulta más cómoda y divertida.

Una recomendación para tener en cuenta, pero de la cual no se está seguro de cuán verdad es o no, es que después de tener relaciones sexuales, la mujer se quede recostada por alrededor de 30 minutos. Supuestamente, esto facilitaría que los espermatozoides lleguen con mayor rapidez y menor dificultad a la cavidad uterina de la mujer.

La importancia del orgasmo femenino a la hora de concebir

Durante muchas décadas, se consideró que el orgasmo masculino era de mayor importancia que del de la mujer, puesto que su fin era uno práctico: fecundar el ovario, para reproducir la especie, mientras que el orgasmo femenino permanecía en la oscuridad, creyéndose que existía tan sólo a causa de fines placenteros, y que las posturas para quedar embarazada debían ser solamente prácticas, y no para satisfacer a la mujer.

Una serie de estudios realizados en los Estados Unidos, ha comprobado lo contrario. Después de realizar una gran cantidad de exámenes clínicos, se le pidió a una aventurera pareja que tuviera relaciones bajo un escáner de imágenes de resonancia magnética (IRM), a fines de que los médicos y expertos pudieran inyectar un líquido fluorescente, para poder ver qué era lo que sucedía por dentro del cuerpo al tener relaciones.

Y el resultado fue innovador para todo el mundo académico: si la mujer está en búsqueda de posturas para quedar embarazada, lo mejor es simplemente elegir la que le pueda provocar un orgasmo, puesto que al experimentarlo, el cuello del útero se contrae de tal forma, que ayuda a transportar a los espermatozoides hacia el lugar indicado para poder concebir un bebé.

Foto: Flickr
Referencias: Wikipedia | Medline

Especiales que te interesan:



¡Ya somos más de 70.000 fans! ¡Únete!

Deja un comentario