Remedios caseros para las estrías


Remedios caseros para las estrías

Es frecuente que, como consecuencia de los cambios que sufre el cuerpo de la mujer durante el embarazo, aparezcan las estrías, ya que su piel también se ve alterada y como consecuencia estas antiestéticas marcas se hacen visibles. Y es que, la piel durante este proceso, se estira y por ello, al no tener suficiente elasticidad, se producen microroturas en zonas como el pecho, el abdomen, las caderas y los muslos.

Por ello, aunque muchas mujeres que no han estado embarazadas tienen estrías, es cierto que es durante esta etapa cuando existe mayor riesgo de que aparezcan.

Es más fácil prevenir su aparición que intentar eliminarlas una vez han salido

Ante ello nos planteamos qué hacer y la respuesta puede ser recurrir a remedios caseros y naturales que suelen tener gran eficacia. Así, servirán tanto para eliminarlas como para reducirlas, tanto aquellas que ya aparezcan durante el embarazo como posteriormente, tras el parto.

De este modo, la rosa de mosqueta, así como el aceite de almendras tienen propiedades muy beneficiosas para la piel, así como cualidades regenerativas, que serán fundamentales para borrar estas marcas de la piel. Se recomienda aplicar estos aceites justo después de la ducha diaria, ya que así se absorben mejor. Asimismo, la crema de aguacate también es muy útil en esta lucha contra las estrías y es muy sencilla de preparar en casa. Sólo habrá que mezclar la pulpa de medio aguacate con una cucharadita de limón y otra de miel. A continuación se aplicará esta mezcla sobre la piel afectada o con estrías, realizando un masaje circular. Lo más conveniente será aplicar esta crema cada día para poder notar los resultados.

También será muy útil elaborar un tratamiento cuya base sea la cola de caballo. Y es que el regenerante natural que posee, el silicio, es ideal para combatir este problema, en especial para las mujeres más jóvenes, cuyas estrías son de reciente aparición. De este modo, para preparar esta mezcla, se dejará macerar durante un mes aproximadamente cien gramos de cola de caballo, con ocho o nueve gotitas de limón, todo ello en un litro de alcohol de 40º. Tras este tiempo, será fundamental rebajarlo con agua al 50 por ciento. En este punto, ya estará listo para aplicarlo en la zona afectada, al menos dos veces al día, ya que es lo recomendable.

Siguiendo con los remedios caseros, también es muy útil la pasta de zanahorias para las estrías. Para prepararla, habrá que cocinar al vapor varias zanahorias y cuando estén blandas, machacarlas, hasta hacer un puré. Este emplaste se pondrá en la zona afectada durante media hora más o menos y luego se retirará con agua fría, nunca caliente.

Otros remedios caseros y remedios naturales

La baba de caracol suele también utilizarse, ya que tiene propiedades que ayudan a regenerar los tejidos que han sido dañados. Así, se aplicará sobre estas zonas para que se sustituyan las células dañadas por otras nuevas y conseguir así rejuvenecer la piel. Siempre que se utilice la baba de caracol, habrá que acompañarlo de un producto altamente hidratante, ya que puede que se reseque la piel.

Por último también existe un ungüento que se puede preparar fácilmente en casa y que tiene grandes beneficios para acabar con las estrías. Consiste en licuar cinco remolachas moradas, las cáscaras de cinco duraznos y el corazón de una zanahoria. Una vez se tenga elaborado este ungüento debe colocarse en las zonas donde hayan aparecido estas antiestéticas marcas. Poco a poco se notarán los efectos de este remedio muy eficaz.

Foto: Flickr
Referencias: Wikipedia | Medline

Especiales que te interesan:



¡Ya somos más de 70.000 fans! ¡Únete!

Deja un comentario