Pruebas de paternidad con ADN


Últimamente las pruebas de paternidad se han puesto de moda en la sociedad en la que vivimos. Como bien indica su nombre, una prueba de paternidad es una prueba que se realiza con la finalidad de probar la paternidad de un hombre respecto a otro individuo ( presunto padre). Existen varios métodos para determinar esta relación: comparación de rasgos físicos, comparación del tipo de sangre o análisis de antígenos HLA y de proteínas. Pero la prueba del ADN es, hoy en día, la más exacta y fiable para determinar las relaciones familiares. Esta prueba demuestra si existe una relación parental de ADN entre padre-hijo. Si el hombre que se realiza la prueba obtiene como resultado la exclusión, no es el padre biológico. Si por el contrario el resultado sale no excluido, se establece que sí es el padre biológico.

Aspectos técnicos del test de paternidad de ADN

Pruebas de paternidad con ADN

La prueba de paternidad genética se basa en comparar el ADN nuclear del presunto padre y el hijo. Para determinar estadísticamente la exactitud de la prueba, un hijo debe tener para cada locus un alelo que heredado del padre. Esta prueba se realiza comparando entre 13-19 locus del genoma del hijo, del presunto padre y, si se desea, de la madre, en zonas que son muy variables para cada individuo llamadas STR(Short Tandem Repeat).

Para llevar a cabo estas pruebas son necesarias una serie de muestras. La más recomendada es la de la saliva. El presunto padre se introduce en la boca un bastoncillo y rasca en las encías para obtener muestras de su ADN. También se utilizan pruebas de sangre o pelos entre otras cosas, aunque normalmente las muestras de sangre se realizan en casos más complejos.

Existen diferentes tipos de pruebas de ADN para determinar el parentesco:

– Estatus no oficial. Solo sirve a modo de prueba familiar, para tranquilizarlos en un momento concreto. Esta prueba no es válida ante propósitos legales.

– Resultados oficiales. Son las pruebas utilizadas para propósitos legales.

– Prueba sin padre. Si los abuelos están disponibles pueden realizarse la prueba,con una eficacia similar.

– Prueba del hermano. Determina la relación y por lo tanto verifica si el padre es el biológico o no.

– Análisis del parentesco. Se lleva a cabo cuando solamente existe familia extendida para comprobar, tales como tías y primos que quieran someterse a las pruebas.

Estas pruebas pueden realizarse tanto en laboratorios públicos como en privados. Existe alguna diferencia gubernamental si las pruebas de ADN se realizan en un centro público o uno privado.

Centro público o privado

En los centros públicos, si el niño es menor de edad,es necesario presentar una autorización de todas las partes para realizar la prueba. Por lo tanto si se quiere hacer la prueba se debe presentar una autorización tanto de la madre o tutor como del presunto padre. Se trata de una prueba sencilla pero que por lo público puede alargarse en el tiempo de espera.

Sin embargo, si se acude a un centro privado, los padres no tienen porqué esperar tanto. Los laboratorios privados nacionales y extranjeros además facilitan la realización de estas pruebas ya que solo exigen la autorización de uno de los padres. Los precios cada vez son más asequibles por lo que estas pruebas son cada vez más comunes.

Por lo tanto, si se tiene dudas o quiere comprobar su paternidad puede acudir a realizarse estas pruebas y obtendrá un resultado más que fiable.

Foto: Flickr
Referencias: Wikipedia | Medline


¡Ya somos más de 70.000 fans! ¡Únete!

Deja un comentario