Colaboración padres y profesores en la adaptación al colegio


Tanto si un niño empieza por primera vez el colegio, como si ha cambiado de centro, va a necesitar toda la ayuda posible para adaptarse tan bien como sea posible a su nuevo día a día.

En este proceso juegan un papel fundamental tanto padres como profesores, sus referentes adultos más cercanos, y en los que el pequeño podrá apoyarse cuando le aparezca algún problema

Hace unos años, padres y profesores trabajaban conjuntamente para lograr el bien del niño. Paradójicamente, en los últimos tiempos la tendencia se ha invertido, y prácticamente podemos decir que les ha convertido en enemigos.

Padres y profesores deben ser aliados

Colaboración padres y profesores en la adaptación al colegio

De aquellos padres que apoyaban al profesor cuando el niño era castigado o suspendía, hemos pasado a progenitores que llegan a quejarse y a amenazar a los profesores cuando su hijo tiene malas notas, o recibe una sanción.

Los padres deben colaborar con la tarea que ejercen los profesores en la escuela, educando a sus hijos, e imponiéndoles unas normas claras y racionales de comportamiento, que repercutirán de manera positiva en su actitud en la escuela. La ausencia del hogar por el trabajo, y el deseo de huir de los esquemas autoritarios que sufrieron hace años, ha hecho que muchos padres no sepan encontrar un modelo de educación funcional para sus hijos.

¿De quien es la responsabilidad de educar?

Una de las mayores discusiones existentes hoy en día en el ámbito de la educación es quien debe educar a los niños: los padres o la escuela. Los profesores insisten en que ellos pueden colaborar, pero la responsabilidad de la educación está en la familia, que es quien debe inculcarles valores y modos de actuación.

Si esto se hace real, la escuela podría centrarse más en ofrecer una formación más extensa en contenidos e información. Y puede esperar que los alumnos reaccionen con trabajo y seriedad a sus requerimientos.

Cómo deben implicarse los padres en la escuela

La legislación educativa española recoge diversas opciones para que los padres puedan colaborar con la escuela en la educación de sus hijos.

A nivel individual, padres y profesores pueden relacionarse a través de tutorías y de entrevistas individuales, en los que se traten aspectos concretos de la evolución del niño.

A nivel colectivo, los padres también pueden participar en la organización y gestión de los colegios o del proceso educativo. Para ello, existen los consejos escolares y las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos.

Beneficios de que padres e hijos colaboren en la adaptación

Solo si padres y profesores comparten el proceso de adaptación del niño a la escuela, éste podrá ser positivo. Los padres pueden dar a los profesores información indispensable sobre como es su hijo, con el objetivo de que estos puedan adquirir nuevas habilidades de relación con sus alumnos. Padres y profesores necesitan conocerse mejor en beneficio de los pequeños. Está demostrado que, cuando esto sucede, los resultados académicos de los alumnos son mucho mejores, y los niños tienen una actitud mucho mejor en clase.

Foto: Flickr


Referencias: Wikipedia | Medline


¡Ya somos más de 70.000 fans! ¡Únete!

Deja un comentario