Los piojos

Los piojos

Los piojos son unos insectos muy pequeños que a todos, normalmente de pequeños, nos han llevado de cabeza. A continuación comentaremos algunos consejos sobre el tratamiento para que no vuelvan a aparecer y para saber cómo reaccionar si lo hacen.

Estos parásitos se contagian con una facilidad asombrosa. Saltan de una cabeza a otra sin que nadie se dé cuenta y, como los niños se pasan el día jugando unos con otros o sentados en clase el uno al lado del otro, en unos pocos días pueden haberse propagado por una clase entera.

Estos insectos se alimentan de sangre que consiguen de nuestro cuero cabelludo gracias a unas diminutas picaduras que son las que nos hacen no poder parar de rascar.

Se trata de animales muy pequeños, de entre dos y cuatro milímetros de largo. Las hembras son algo mayores y son las encargadas de poner los huevos o como también se les conoce las liendres.

Las liendres

Las liendres son todavía más pequeñas y las hembras los depositan en la fibra capilar a unos cinco milímetros de la raíz sujetos con una sustancia que los hace muy resistentes. Tardarán catorce días en desarrollarse hasta ejemplares adultos que serán capaces de poner más huevos.

Estas liendres son la mayoría de las veces las causantes de que los piojos vuelvan ya que al ser tan difíciles de eliminar por la sustancia que las mantiene pegadas a la fibra capilar muchas veces persisten después del tratamiento volviendo a empezar otro ciclo.

Eliminar liendres y piojos

Para solucionar este problema es importante leer bien las instrucciones de uso del producto anti piojos que se haya empleado, dejarlo el tiempo suficiente y cubrir siempre la cabeza con un gorro de plástico para potenciar su acción.

Para deshacerse de los huevos resulta muy útil lavar el pelo con una mezcla de agua y vinagre que ayudará a deshacer la sustancia que los mantiene sujetos al cabello. Si la haces con agua caliente y la dejas actuar durante unos minutos será todavía más efectiva.

Es importante que tengas paciencia a la hora de pasar el peine especial para deshacerse de piojos y liendres ya que si abandonas la rutina demasiado pronto lo más posible es que vuelvan a aparecer por haberte dejado alguna liendre escondida.

Es mejor que repitas el proceso de cepillado minucioso con el peine de púas especiales por lo menos durante una semana entera después del tratamiento.

También hay veces en las que realizamos el proceso de desinfección perfectamente pero nos encontramos que en un par de semanas o tres nuestro hijo vuelve a rascarse la nuca y detrás de las orejas, que es donde más cantidad hay normalmente.

Esto puede ser debido a que en el colegio no se hayan tomado las medidas necesarias y no se llegue a erradicar el parásito de todos los niños. Si esto sucede, muy fácilmente los insectos volverán a propagarse por toda la clase, aunque hayas acabado de desinfectar a tu hijo.

Si sabes que ése es el caso y el colegio no ha tomado medidas es mejor que intentes que tu hijo no asista a clase hasta que el problema esté solucionado.

Si has controlado todos estos aspectos debes consultar al pediatra ya que quizás pueda ayudarte a encontrar el porqué o a cambiar el tratamiento por uno más efectivo.

Foto: Flickr
Referencias: Wikipedia | Medline
Entra en nuestra red social para embarazadas y madres:

Entrar con Facebook

Deja un comentario