¿Cómo elegir el nombre del bebé?

¿Cómo elegir el nombre del bebé?

Una de las cosas que desata más desacuerdos entre una pareja que está esperando un hijo, es el nombre que le van a poner. Y es que no es nada fácil decidir cual será el apelativo con el que se conocerá a esa pequeña personita que va a nacer durante su vida, y que en buena manera va a marcar su existencia.

Antes de decidir definitivamente cual va a ser el nombre de su futuro hijo, la pareja debe ponerse de acuerdo, y conseguir que las influencias de su alrededor no determinen su decisión más de la cuenta.

Hay que tener en cuenta que hay familias donde la opinión de los futuros abuelos, tíos… etc, está siempre presente en decisiones que pueden afectar el futuro del niño, como en el caso de la elección de nombre. Es tarea de los padres saber imponerse, aunque muchas veces valorar ciertas sugerencias puede ayudar a que aparezcan ideas interesantes.

Aspectos a valorar en la elección del nombre

Elegir el nombre de un bebé debe ser una decisión meditada, ya que debe sonar bien en unión con el apellido. Seguro que todos podemos recordar casos de compañeros de colegio que eran objeto de mofa por la rima particular de su nombre y apellido.

También hay que tener en cuenta las modas, que muchas veces condicionan el nombre de un niño por personajes conocidos, o por el nacimiento de niños populares a los que se ha bautizado de determinada manera. Un buen ejemplo son los nombres de las hijas de los Príncipes de Asturias, que han generado verdaderas oleadas de Leonor y Sofía en España.

Opciones a tener en cuenta para la elección

Muchos padres pasan por alto su imaginación y recurren a aspectos más concretos para decidir como llamar a su futuro hijo.

Una opción es recurrir a nombres ya presentes en la familia, como homenaje a un pariente, ya sea vivo o muerto. También se puede pensar en el lugar donde ha sido concebido y buscar un nombre relacionado, o incluso en la época del año en que se inició la gestación. De aquí provienen nombres como Sol o Abril.

Los sobrenombres

A la hora de decidir el nombre de un niño, también hay que tener en cuenta sus posibles sobrenombres, por los que muchas veces se les llamará y que, en algunos casos, harán que el pequeño ni siquiera se identifique con su nombre original. ¿Cuántos Pacos o Pepes tienen que pararse a recordar que su nombre real es Francisco o José?

También es frecuente que los nombres compuestos se acaben convirtiendo en una especie de abreviatura de ambos, como Juanjo por Juan José, o Juanmi por Juan Miguel. Incluso, en algunos casos, los nombres son muy largos y se busca una expresión más fácil de pronunciar, y más familiar, para sustituirlos, como Lola en vez de María Dolores.

Por lo tanto, los padres deben tener en cuenta la posible existencia de estos sobrenombres a la hora de elegir como van a llamar a su pequeño, y decidir si son de su gusto, en previsión a no tener que ‘luchar’ contra que mucha gente les acabe llamando así.

Foto: Flickr
Referencias: Wikipedia | Medline
Entra en nuestra red social para embarazadas y madres:

Entrar con Facebook

Deja un comentario