Juguetes para niños con discapacidad


Juguetes para niños con discapacidad

El juego es una actividad necesaria para el adecuado desarrollo de los niños, tengan o no discapacidad. A través de los juguetes los niños desarrollan la imaginación, aprenden nuevas habilidades e interpretan el mundo. No es fácil encontrar un tipo de juguete específico para niños discapacitados, con el que puedan desarrollar sus potencialidades. Pero esto no tiene porqué ser negativo, si los juguetes son accesibles para todos, los niños con alguna discapacidad podrán jugar con el resto de niños sin que haya diferenciaciones, apostando así por la integración en todos los ámbitos.

Hay que buscar juguetes adaptados a cada discapacidad, no existen las soluciones universales

En función de la discapacidad será posible utilizar los mismos juguetes o puede que sea necesario adaptarlos a las características del niño. Es importante que además de accesibles, sean juguetes versátiles que permitan cambiar las normas del juego a fin de ser aprovechados por todos los niños. La seguridad es otro de sus requisitos imprescindibles, los juguetes no deben suponer un riesgo en ninguna circunstancia.

Lo determinante a la hora de escoger un juguete de una u otra forma será la discapacidad del niño. Atendiendo a su tipo y grado las alternativas cambiarán, no es lo mismo la discapacidad sensorial que la motora o la de tipo cognitivo.

Para los niños con discapacidad sensorial de tipo auditivo, son recomendables juguetes en los que se pueda regular el volumen, otra opción es que permitan conectar auriculares para mejorar su recepción. Si el niño lleva algún aparato habrá que tener en cuenta que no acople. Se recomiendan también juguetes donde los estímulos visuales estén potenciados con luces, colores o dibujos. Si el sentido afectado es la vista se puede optar por juguetes con colores vivos y marcados contrastes, no deben contener piezas pequeñas o difíciles de percibir, y como en el caso anterior, hay que potenciar el resto de sentidos a través de la música o las texturas variadas.

En el caso de la discapacidad motora el tipo de juguete dependerá mucho de la movilidad del niño. En general deben ser juguetes con grandes piezas y botones que permitan al niño jugar sin frustrarse. Las piezas de construcción son recomendables aunque se debe intentar que sean de fácil acceso para el niño. Hay que evitar también que los juguetes rueden o se alejen demasiado, una opción es utilizar imanes o cuerdas para sujetarlos. Lo importante es que el niño disfrute con el juego y este no supere sus capacidades para evitar rechazos.

Juguetes para niños con discapacidad intelectual

Si se trata de una discapacidad intelectual los juguetes estarán condicionados por el grado de desarrollo del niño, puede que no tenga problemas con los juguetes habituales o quizá haya que adaptarlos a su grado de aprendizaje. Precisamente los juguetes que se emplean en los colegios son los más adecuados ya que, además de divertirse, son educativos y potencian su desarrollo intelectual.

Sea cual sea el caso, lo importante es que el niño tenga juguetes con los que divertirse y que además supongan un aliciente mediante pequeños retos que le ayuden con su discapacidad.

Foto: Flickr
Referencias: Wikipedia | Medline

Especiales que te interesan:



¡Ya somos más de 70.000 fans! ¡Únete!

Deja un comentario