Feng Shui: una habitación ideal para los niños


Feng Shui: una habitación ideal para los niños

El feng-shui es una filosofía oriental que se basa en la armonización de los espacios como un reflejo de nuestra propia armonía interior, esto es, si nuestro hogar está bien orientado y respeta las reglas del feng-shui, las energías positivas fluyan y se eliminen las negativas. Es una disciplina mucho más amplia, pero a grosso modo, busca a través de la estética mejorar nuestra vida.

En nuestra casa cada uno de los espacios cumple una función, hay zonas de reunión, de paso y de descanso o de juego, para el feng-shui cada una de ellas deberá estar organizada de una manera concreta a fin de potenciar al máximo las buenas vibraciones.

El Feng Shui para las habitaciones infantiles

Una de las zonas de las que se ocupa es de la habitación infantil. Habrá que distinguir según la edad del niño, no será lo mismo un bebé que un niño más mayor. Para los bebés lo que se busca ante todo es mantener ese ambiente cálido y acogedor que el niño tenía en el vientre de su madre. Para ello hay que decorar el espacio con materiales naturales evitando productos sintéticos, la habitación debe recibir luz natural y estar bien ventilada. Para la pintura se recomiendan colores suaves y relajantes como el beige, huyendo de los tonos fríos o estridentes.

Los muebles son también importantes, para esta doctrina menos es más, así es mejor contar con pocos muebles y que los que haya sean sencillos y de líneas suaves, la madera es el mejor material. No se debe abusar de juguetes y peluches ya que le roban energía el bebé, así como de alfombras, cojines y otros artículos que acumulan polvo. En cuanto a la cuna no debe estar debajo de una ventana ni con los pies apuntando a la puerta ya que vuelven irritable al niño, se explica también que la cuna debe estar despejada, sin peluches ni muñecos y que las sábanas y demás tejidos deben ser de fibras naturales. Es imprescindible además mantener la habitación limpia y ordenada para permitir que las energías fluyan sin problema.

Colores en la habitación infantil

Estas pautas básicas se mantienen para la habitación del niño más mayor incorporando alguna nueva cuestión. Los colores de las paredes o de los muebles pueden cambiar, pero teniendo en cuenta que no todos los colores son adecuados. En función de como sea nuestro hijo habrá que elegir unos tonos u otros, por ejemplo el amarillo lleva alegría a una habitación mientras que el verde evoca creatividad.

La disposición de los muebles sigue siendo importante, hay que evitar muebles o estantes que queden sobre su cabeza al dormir o al estudiar ya que, según el feng-shui, esto le provoca un encierro que afectará a su capacidad para expresarse y convivir con los demás. De nuevo es la madera el elemento que debe primar en los muebles ya que promueve la creatividad, el crecimiento, la iniciativa y la actividad.

En definitiva se trata de crear un espacio armonioso desde el punto de vista estético pero contando también con ese punto de vista energético que según esta doctrina permitirá al niño desarrollar todo su potencial.

Foto: Flickr


Referencias: Wikipedia | Medline


¡Ya somos más de 70.000 fans! ¡Únete!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>