Dieta vegetariana para niños

Dieta vegetariana para niños

Si somos seguidores de una dieta vegetariana lo más probable es que queramos transmitir este estilo de alimentación a nuestros hijos. Seguramente serán muchas las voces que escuchemos criticando nuestra decisión, alegando que los niños necesitan todos los nutrientes, también los de la carne, para que su desarrollo sea adecuado y sin déficits. Pero lo cierto es que una dieta vegana bien equilibrada puede ser perfectamente adecuada para un niño.

Lo primero que hay que tener claro es que hablamos de dietas ovo-lacto-vegetarianas, es decir, aquellas que incluyen huevos y leche. Una dieta vegetariana estricta, aquella que no incluye ningún alimento proveniente de un animal, no sería recomendable para niños. En segundo lugar la dieta debe estar valorada por un médico nutricionista, siempre con la participación de los padres, con tal de asegurar que no va a haber carencias.

La dieta del niño debe ser consultada con el pediatra para que nos confirme su idoneidad

Durante los primeros meses de vida los bebés se alimentan a base de leche y no será hasta casi el año cuando se introduzca todo el resto de alimentos, por tanto sabemos que el niño va a estar perfectamente alimentado en la primera etapa de su vida. Una vez comenzamos con la alimentación complementaria la regla básica es que esta sea variada y equilibrada. En la introducción de alimentos como la fruta y los cereales no hay ningún problema. Cuando llega el momento de las proteínas, la carne y el pescado se pueden sustituir por puré de tofu, puré de legumbres, yemas de huevo o requesón, según vaya creciendo y comience a masticar será el momento de las hamburguesas de soja, los cuadraditos de tofu, las cremas de legumbres o el queso de vaca.

En este tipo de alimentación vegetariana hay que tener presente una serie de cuestiones. Una de las claves para que el aporte nutricional sea máximo es la combinación de alimentos para proporcionar una proteína más completa. Hay que asegurarse que las comidas principales del día, desayuno, comida y cena, contengan las proteínas, vitaminas y minerales suficientes para dotar al menor de la energía que precisa.

Complementos a tomar en las dietas vegetarianas por los niños

Por otro lado en la dieta no deben faltar ácidos grasos esenciales y omega 3, estos se encuentran en los frutos secos y en los aceites de semillas. También son necesarios alimentos ricos en calcio presentes en la leche y sus derivados, la vitamina D es otra de las que se obtienen con este tipo de productos, la exposición al sol asegura además la formación de esta vitamina. Y no hay que olvidar el hierro, la anemia es una de las consecuencias de una dieta vegetariana mal llevada, esto es debido a que la mayor parte del mismo se adquiere a través de la carne, el hierro presente en las verduras es más difícil de asimilar por el organismo. Por eso en la dieta del niño no pueden faltar huevos, cereales y legumbres.

Siguiendo estas recomendaciones y contando siempre con el asesoramiento de un profesional, será perfectamente factible que el niño crezca fuerte y sano con una dieta vegetariana.

Foto: Flickr
Referencias: Wikipedia | Medline
Entra en nuestra red social para embarazadas y madres:

Entrar con Facebook

Deja un comentario