Síntomas del cáncer infantil en los bebés y niños

El cáncer infantil no es una enfermedad habitual en este sector de la población, su incidencia entre los menores de 15 años es más baja que en el resto, de todos modos conviene estar alerta ante cualquier señal que pueda ser indicativa de un tumor.

El cáncer es un tumor que se produce cuando las células del organismo empiezan a funcionar de manera anormal, crecen descontroladas, ocupando el lugar de las células sanas y destruyéndolas.

Este tumor puede ser benigno, si no tiene capacidad de invadir otras partes del organismo, o maligno en el caso de que sí que puedan extenderse por el resto del cuerpo, lo que se denomina metástasis.

NUEVO: Accede a nuestro nueva Comunidad y comparte tus dudas y experiencias

Los tipos de cáncer infantil más frecuentes son la leucemia y tumores cerebrales


En el caso de los niños el tipo de cáncer más común es la leucemia y los tumores cerebrales, aunque en España la incidencia del cáncer es de un máximo de 40 casos por cada 100.000 niños, con un 70 por cien de supervivencia. La leucemia es un cáncer que afecta a la sangre, los glóbulos blancos crecen sin control e impiden el desarrollo normal de los glóbulos rojos.

El principal problema con la leucemia es que sus síntomas son bastante inespecíficos y se pueden llegar a confundir con otras enfermedades. Entre las señales que se presentan en todos los casos de leucemia estaría la fatiga, el sangrado frecuente, la pérdida de peso, la fiebre continuada o los moretones, en estos casos es necesario llevar al niño al médico. Otros síntomas que se suelen dar en un porcentaje elevado son la inflamación del hígado, del bazo, la afección en los ganglios, la palidez y con menor frecuencia el dolor óseo y abdominal.

Para determinar con exactitud que se trata de un caso de leucemia el médico debe realizar un diagnóstico conjugando datos clínicos del niño, una analítica de sangre y diversas pruebas de laboratorio como el recuento de plaquetas, la bilirrubina o las transaminasas, aunque la prueba definitiva será el estudio de médula ósea.

NUEVO: Accede a nuestro nueva Comunidad y comparte tus dudas y experiencias

La tasa de supervivenvia al cáncer de los niños en diferente a la de los adultos


Se sufra el tipo de cáncer que se sufra, además de los vistos, hay otra serie de síntomas que suelen aparecer en todos los casos. Los niños afectados suelen padecer anemia que acompaña a los frecuentes moretones y al sangrado excesivo, son también habituales los dolores de cabeza junto con cambios conductuales y alteraciones en el sueño, también la hinchazón y molestias en la zona abdominal así como el ser más propenso a contraer infecciones.

No se conoce todavía con exactitud el origen y las causas del cáncer, mientras que en los adultos tiene una gran relevancia el hecho de que haya antecedentes familiares esto no es así en el caso de los niños. Aunque sí son relevantes las anomalías cromosomáticas, los trastornos metabólicos y las inmunodeficiencias, por ejemplo los niños con síndrome de Down son más propensos a padecer leucemia.

Lo más importante para curar el cáncer infantil es la detección precoz, por eso es básico estar alerta ante cualquier señal o predisposición de tipo genético. Cuanto antes se detecte y comience a tratarse más probabilidades hay de que recuperarse completamente.