El ajuar básico para el bebé

El anuncio de un embarazo trae consigo una gran alegría, además de la necesidad de tenerlo todo listo para su llegada. Una de las cosas que más ilusión hace es preparar su ajuar, esto es, todo lo que el bebé va a necesitar una vez esté con nosotros. Salir a comprar ropa y demás elementos es toda una aventura que se debe planificar, de esta forma evitaremos llegar a casa con decenas de objetos y prendas que al final será inútiles.

A la hora de realizar estas compras es mejor esperar unos meses a que el embarazo esté bien asentado, de esta forma también tendremos tiempo para pensar que es lo que nos va a hacer falta, buscar, comparar y preguntar con tal de tener una idea acertada de aquello que no puede faltar en nuestra canastilla.

También hay que pensar que muchas de las cosas que necesitaremos será objeto de regalo por parte de amigos y familiares, por lo que no habrá que precipitarse en las compras.

NUEVO: Accede a nuestro nueva Comunidad y comparte tus dudas y experiencias

Hay que comprar un poco de todo, pero compra sólo la mitad de la mitad de lo que te gusta


Lo primero en lo que se suele pensar es en la ropa, hay que buscar prendas de algodón o tejidos naturales, mejor huir de los lazos y puntillas y decantarse por ropa cómoda y fácil de poner y quitar, si está abotonada en la entrepierna mejor. No deben faltar bodis, pijamas completos, patucos, gorros, pantalones con pies, camisetas, suéter, algún conjunto de paseo, un abrigo o buzo si el tiempo lo reclama, y calcetines además de alguna manta, un arrullo, toallas para el baño y la ropa de cuna y del carro. No hay que comprar demasiado, seguramente con cuatro conjuntos de paseo, tres pijamas y media docena de bodis tenga suficiente.

Pensemos que toda la ropa se le va a quedar pequeña muy pronto, siempre antes de lo que creemos, por eso es bueno comprar una talla más, no sabemos como de grande va a ser y mejor será que la ropa le esté un tanto holgada para que se sienta más cómodo, así además la podremos aprovechar más tiempo. Además hay que evitar sobre todo comprar mucha ropa de las tallas de recién nacido, ya que son las que antes se quedan pequeñas y antes dejamos de usar. Muchas madres se han quedado con conjuntos de talla 0 sin usar nunca.

Habrá que tener en cuenta todo lo referente a su aseo, pañales, toallitas, peine, gel de baño, crema hidratante, tijeritas para las uñas, todo lo relativo a la cura del cordón, gasas estériles o suero fisiológico. Es mejor no comprar nada más, una vez nazca, si es necesario el pediatra nos dará las indicaciones precisas.

NUEVO: Accede a nuestro nueva Comunidad y comparte tus dudas y experiencias

Biberones, chupetes, esterilizadores, cuna, carritos…


Si le vamos a dar pecho el tema de la alimentación está resuelto, aun así no está de más contar con algún biberón por si acaso. En el caso de optar por la alimentación artificial habrá que tener presente todo lo que nos pueda hacer falta, esterilizadores, leche y demás productos.

Por último queda el tema de su acomodo y seguridad. La cuna y el carro o capazo donde transportarlo son lo fundamental, también habrá que contar con un espacio adecuado donde bañarlo y asearlo. La silla del coche es otro de los elementos que nos puede hacer falta. A partir de ahí dependerá de cada familia el amueblar más o menos su habitación o comprar todo tipo de accesorios. Realmente el bebé con nuestros brazos tendrá suficiente.