El control de la cabeza de los bebés

‘Cuidado con la cabeza’, ‘sujétale por la cabeza’, ‘que no le cuelgue la cabeza’… Casi cualquier frase que tiene que ver con como sujetar a un recién nacido tiene la palabra cabeza en su enunciado, y es que los bebés no van a adquirir un control total sobre esta parte de su cuerpo hasta los cinco o seis meses de vida, antes de ese momento podremos ir observando su evolución y ayudándole a fortalecer los músculos de su cuello.

El control de la cabeza es uno de los avances más significativos para el bebé, una vez adquirido va a suponer que el bebé pueda darse la vuelta, girar sobre si mismo, sentarse y comenzar con otras destrezas como el gateo o mantenerse de pie.

La cabeza es así lo que le va a aportar el equilibrio necesario para seguir avanzando en su desarrollo.

NUEVO: Accede a nuestro nueva Comunidad y comparte tus dudas y experiencias

La cabeza del bebé en las primeras semanas


En el momento de nacer los bebés no tienen ningún control sobre su cabeza por eso es necesario tenerla siempre bien sujeta, a la hora de cambiarlo de ropa, de bañarlo o de tenerlo en brazos. Alrededor del primer mes comenzará a levantar la cabeza aunque durante breves periodos de tiempo, si está tumbado boca arriba también podrá girarla para mirar a su alrededor. En torno a los dos meses los músculos del cuello se habrá fortalecido bastante para permitir, además de levantar la cabeza, mantenerla erguida, aunque también por poco tiempo, podrá a su vez mantenerse recto cuando vaya en la silla del coche. Habrá que tener paciencia y no intentar que se mantenga por si solo sin apoyo.

Los mayores avances se notarán entre los 3 y 4 meses de vida cuando sea capaz de levantar la cabeza y mantenerla así cuando esté tumbado boca abajo. También se mantendrá erguido cuando lo tengamos en brazos. Finalmente al llegar a los seis meses será cuando el bebé haya adquirido el control total de su cabeza, podrá estar sentado sin problemas y este será el primer paso para sus avances posteriores.

NUEVO: Accede a nuestro nueva Comunidad y comparte tus dudas y experiencias

Hasta que tienen un año los bebés tienen una cabecita muy delicada


Pese a todo hasta el año habrá que tener un cuidado especial con la cabeza, sin realizar movimientos bruscos, levantarlo en el aire o hacer en general cualquier movimiento que pueda desequilibrarle y producir lesiones. Podemos trabajar con el bebé en el ejercicio de los músculos que sustentan su cabeza colocándolo sobre su estómago, de esta forma el bebé ser verá obligado a ejercitarse levantando la cabeza.

Este control de la cabeza resulta importante además porque es lo que le va a permitir estar sentado y empezar a comer por su cuenta. Esta postura le permitirá tragar alimentos sólidos iniciando una nueva etapa en su crecimiento.

Normalmente todos los bebés siguen estas directrices generales, en el caso de notar que en torno a los meses expuestos el bebé no es capaz de controlar su cabeza, habrá que acudir al pediatra para que valore el por qué los músculos no permiten que la cabeza se sujete adecuadamente.