La apnea del sueño y la enuresis

Hablamos de dos trastornos que a priori no tienen relación ya que se dan de forma independiente, un niño puede padecer enuresis sin que esta vaya acompañada de apnea del sueño, mientras que otro puede tener este problema a la hora de dormir sin que por ello se haga pis en la cama. Lo que sucede es que estudios recientes han puesto de manifiesto que es más probable que un niño sufra enuresis si tiene además apnea del sueño.

Lo primero es aclarar conceptos, la apnea del sueño se caracteriza por una interrupción del mismo debido a que durante un periodo que va entre 10 y 30 segundos se interrumpe la respiración debido a un bloqueo de las vías respiratorias.

Estas cortas interrupciones pueden ocurrir hasta 400 veces en una noche impidiendo por tanto el descanso continuo y sosegado del niño.

NUEVO: Accede a nuestro nueva Comunidad y comparte tus dudas y experiencias

Síntomas de la apnea del sueño infantil


La vuelta del aire a los pulmones se produce con un fuerte ronquido que puede o bien despertar al niño, o impedirle entrar en fases más profundas de sueño provocando por tanto adormecimiento durante todo el día. Así, el ronquido será la primera señal que habrá que observar en el niño para saber si sufre este tipo de problema.

Por otro lado la enuresis es la incapacidad para controlar la micción a una edad en la que esto ya debería ser posible. La enuresis nocturna es una de las más comunes y puede deberse a diversas causas, desde un problema fisiológico hasta un detonante emocional que deriva en esta falta de control.

En este sentido uno de los motivos que provoca enuresis es precisamente todo lo relacionado con el sueño, por ejemplo un niño con un sueño muy profundo va a tener más dificultades a la hora de despertarse e ir al baño que otro con un sueño más ligero. Es aquí donde entran en juego los trastornos del sueño y uno de los que se ha estudiado con mayor detalle es la apnea del sueño. Varias investigaciones realizadas con niños de entre 4 y 17 años con problemas de sueño, especialmente la apnea, demostraron que el 41% también sufría episodios de enuresis.

NUEVO: Accede a nuestro nueva Comunidad y comparte tus dudas y experiencias

Correlación entre la apnea del sueño y la enuresis infantil


Esto sucede porque los niños que sufren apnea del sueño no descansan adecuadamente y por tanto ante la necesidad de acudir al baño cuando la vejiga está llena, no reaccionan correctamente y no se levantan a tiempo. También se comprobó que al apnea está relacionada con una presión excesiva en la vejiga e incluso un aumento en la producción de orina, con lo que el problema de la enuresis se complica.

Una vez comprobado que el problema de la enuresis pasa por la presencia de la apnea la solución está en tratar este trastorno. La apnea del sueño puede estar motivada por diversas causas aunque la más común es la hipertrofia de las amígdalas o la existencia de paladar fláccido. Será el médico el que determine el tratamiento más adecuado que en el caso de los niños puede ser una simple cirugía para extirpar las amígdalas.