Cómo evitar la irritación de la piel en los bebés


La piel de los niños es mucho más frágil que la de las personas adultas, con lo que es necesario que la protejamos al máximo para evitar irritaciones.

La alteración dermatológica más habitual entre los bebés es la llamada dermatitis del pañal, una irritación de la piel que causa con enrojecimiento y eritema.

Qué es la dermatitis del pañal

Cómo evitar la irritación de la piel en los bebés

Con este nombre se conocen todas aquellas inflamaciones e irritaciones que afectan la piel del bebé, especialmente en zonas que normalmente están cubiertas por el pañal. Es algo muy frecuente entre los niños, y puede manifestarse de manera más o menos intensa.

La dermatitis irritativa se da, sobretodo, entre los niños de seis y doce meses de edad, y se manifiesta provocando picor y enrojecimiento, más o menos intensos, en la zona afectada. En los casos más importantes, puede darse una intensa irritación de la piel, con focos escamosos, o hasta levemente sangrantes.

Causas de la dermatitis irritativa del pañal

Esta irritación de la piel del bebé se provoca por la combinación de varios factores, como el contacto directo entre la piel y la orina y/o las heces. La fricción con ellos, y la humedad existente en la zona, provoca que se altere el PH de la piel, y se destruyan sus defensas. Además, también afecta la falta de aireación de la zona, debido a la presencia constante del pañal.

También se puede producir una dermatitis irritativa, debida al empleo de detergentes demasiado agresivos en la piel del bebé.

Qué hacer para evitar la irritación

Es posible evitar la irritación de la piel del bebé siguiendo algunos consejos básicos, que se centran sobretodo en mantener la piel lo más seca y limpia posible:

  • Cambiar el pañal más a menudo, evitando que esté demasiado tiempo sucio en contacto con la piel. Y secar muy bien al bebé después de cada lavado por cambio de pañal.
  • Asegurarse de que se usa un jabón suave a la hora de lavar al bebé, y de que no quedan restos en la piel. Además, hay que secar bien la zona, una vez finalizado el lavado.
  • Usar cremas protectoras para bebés, las cuales previenen generando una capa protectora sobre la piel del bebé.
  • Si el bebé tiene tendencia a irritarse, una buena opción es emplear una pomada a base de óxido de zinc y vaselina.

Tratamiento de la irritación en la piel del bebé

A la hora de curar un bebé con la piel irritada, hay que tener muy presente que el uso de cualquier talco, o polvo parecido, puede hacer que la cura de la zona lesionada sea más complicada. Tampoco deben usarse pomadas con antibióticos, antifúngicos o corticoides, si no las manda el pediatra.

De igual modo, es importante que el lavado aun sea más suave de lo normal, y quitar bien todos los restos de crema que lleve el niño. Los pediatras recomiendan lavarlo directamente en su bañera escurriendo agua tibia de una esponja y, a poder ser, no usar jabón.

Si la irritación es en la zona del pañal, una buena opción es quitárselo a ratos, para que el aire seque la piel. Incluso, si hace una siesta, acostarlo sobre una gasa absorbente (con base impermeable) o toallas absorbentes, o encima del pañal abierto.

Foto: Flickr
Referencias: Wikipedia | Medline


¡Ya somos más de 70.000 fans! ¡Únete!

Deja un comentario