Los beneficios de la música para los niños


Los beneficios de la música para los niños

La música es muy positiva para los niños, incluso desde que están en el vientre materno, ya que, ante todo, tiene un importante efecto relajante. Actualmente son muchas las madres que, durante el periodo de gestación, escuchan música y es que sin duda, ésta debe ser protagonista en la vida del pequeño incluso desde antes de su nacimiento.

De hecho, según numerosos estudios, la música representa en la primera etapa del desarrollo de los pequeños, un importante elemento para favorecer el desarrollo auditivo, intelectual, del habla, motriz, así como sensorial. De este modo, los padres deben favorecer este contacto. En el caso de los bebés, entonarles canciones o escuchar música con ellos, dará lugar a un importante vínculo entre el pequeño y sus progenitores y será también una forma, a nivel psicológico, de despertar y desarrollar emociones y sentimientos.

Las canciones infantiles son muy útiles en el desarrollo del habla y del lenguaje

Asimismo, conforme van creciendo, la música también será muy útil. Las canciones infantiles, que suelen ser sencillas y con rimas repetitivas, harán que el pequeño mejore su forma de hablar y relacione las palabras con su significado. Esto implicará que el pequeño acelere su proceso de alfabetización. Asimismo, también será positiva para mejorar su capacidad de concentración y atención. Además numerosos especialistas afirman que las melodías musicales también servirán para potenciar su memoria, así como la capacidad de análisis, síntesis y razonamiento. De este modo, los padres deben ser conscientes de que la música será muy útil para el aprendizaje de sus hijos, sobre todo, una vez que entren en el colegio.

Del mismo modo, será fundamental para estimular su expresión corporal y para que tengan un mayor sentido del ritmo. Además, si el niño acompaña la música con baile, aprenderá nuevos movimientos y servirá para potenciar su coordinación corporal, factor muy positivo para su crecimiento y desarrollo.

Pero no suficiente con ello, son muchos más los beneficios que puede reportar para los pequeños la escucha de piezas musicales o canciones. Y es que también les ayudará a integrarse en la sociedad, dándoles una mayor confianza y seguridad en sí mismos, así como autonomía, ya que, al compartirla con sus amigos, familiares… se sentirán comprendidos y aceptados. Sin duda, es una importante herramienta para aumentar la autoestima del pequeño.

Ya lo dice el dicho: la música amansa a las fieras

También es muy útil para calmar a los niños. Sin duda, el hecho de poder asociar una melodía a los momentos de sosiego y tranquilidad, permitirá a los padres utilizarla en aquellos otros en que el niño se encuentre nervioso, inquieto…Así, si está haciendo actividades como dibujar o leer, será más adecuado ponerle algo de música clásica, mientras que las canciones infantiles podrán servir para conseguir que se calme en momentos de irritación.

Por todas estas razones la música se incluye como asignatura en la educación de los pequeños, incluso desde la etapa preescolar. Asimismo, desde los últimos años son muchos los niños que acuden al conservatorio para recibir clases y tocar algún instrumento.

Por último, cabe destacar su eficacia con niños que tienen algún trastorno como la hiperactividad. Y es que, en estos casos, en los que existe una gran dificultad del pequeño para atender, la música, ya sea porque la escuchen o porque esté aprendiendo a tocar un instrumento, puede ayudarle a aumentar su capacidad de concentración y coordinación.

Foto: Flickr
Referencias: Wikipedia | Medline

Especiales que te interesan:



¡Ya somos más de 70.000 fans! ¡Únete!

Deja un comentario