Tipos de reacciones alérgicas a los alimentos en los niños

El organismo de los seres humanos está preparado para defenderse ante aquello que considera peligroso, y hay ocasiones en que el sistema inmunológico no admite determinados alimentos. Esto hace que se produzca una respuesta que puede ir desde un sarpullido hasta vómitos, baja presión, dificultades respiratorias y en casos extremos, la muerte.

Estas reacciones alérgicas se suelen manifestar desde que somos pequeños, en general hay ciertos grupos de alimentos más propicios a ello como son la leche, el huevo, los pescados, el marisco, el trigo, los cacahuetes, la soja o las nueces.

La única forma de detectar que el niño tienen alergia a alguno de estos productos es precisamente introduciéndolos en su dieta. Es por ello que los pediatras recomiendan ir introduciendo los distintos grupos de alimentos por separado para observar su reacción, también es importante estar atento cuando se ofrece al niño algún alimento nuevo y observar si se produce alguna reacción inusual.

NUEVO: Accede a nuestro nueva Comunidad y comparte tus dudas y experiencias

Tipos de reacción alérgica


Estas reacciones se pueden producir de forma casi inmediata o por el contrario tener una manifestación más tardía. Esto va a depender de si la respuesta inmunológica se produce generando el anticuerpo IgE, en ese caso será inmediata, o de si el organismo responde mediante otros mecanismos.

En el primer caso la reacción se produce como mucho a la media hora de haber ingerido el alimento en cuestión. Suelen ser reacciones más graves y entre sus manifestaciones está el síndrome de alergia oral, caracterizado por picor en la lengua, la boca y la garganta, normalmente ante el consumo de frutas y hortalizas frescas, la urticaria, bien en la zona de la boca o por todo el cuerpo, los vómitos, la tos o el asma, que se suelen dar en niños más pequeños, y en casos extremos la anafilaxia, que requiere una intervención de urgencia.

Si la reacción no es inmediata en general se trata de reacciones menos graves y en su mayor parte relacionadas con el aparato digestivo. Son habituales las diarreas, los vómitos o el dolor abdominal, puede darse desde las dos horas y hasta dos días después de haber ingerido el alimento. Su intensidad será variable en función del alimento y de la repuesta del aparato digestivo.

Por último hay reacciones alérgicas que pueden llegar a manifestarse incluso tras varios días de haber ingerido el alimento, como puede ser una dermatitis atópica.

NUEVO: Accede a nuestro nueva Comunidad y comparte tus dudas y experiencias

Por lo general las reacciones alimentarias no tienen tratamiento


Las alergias alimentarias no tienen tratamiento, lo único que se puede hacer es evitar su ingesta y detectarlo a tiempo. Por eso es tan importante que los niños reciban los nuevos productos de forma paulatina y aun así no debemos descuidarnos. Las reacciones alérgicas pueden tardar un tiempo en aparecer, un alimento que al niño no le afectaba de pronto empieza a provocar síntomas. Esto es debido a que cuanto más frecuentemente come un niño un alimento más probable es que acabe causándole alergia, por tanto los hábitos alimenticios también tienen mucho que ver, en España por ejemplo las alergias más comunes son a la leche y al huevo, mientras que en Estados Unidos es al cacahuete.

En cualquier caso ante cualquier signo de alergia alimentaria hay que acudir al médico para que realice un diagnóstico preciso, lo que ayudará también a evitar posibles complicaciones.