Cómo detectar si los niños tienen piojos


Los piojos son realmente uno de los problemas más habituales en la etapa infantil. Pero muchos padres no se dan cuenta de que sus hijos los padecen hasta que su cabeza ya ha quedado verdaderamente infestada de estos insectos.

Ante todo, debemos empezar por definir a los piojos como unos insectos sin alas que se alimentan de la sangre humana que pueden chupar instalados en medio del cabello.

Sin el pelo no pueden vivir más de dos días, pero en la cabeza de un niño pueden llegar poner hasta 300 huevos de sus liendres, que se irán moviendo del pelo del niño al de los demás miembros de la familia.

¿Mi hijo tiene piojos?

Cómo detectar si los niños tienen piojos

Ésta es la pregunta que se hacen muchos padres cuando ven como su hijo se rasca la cabeza, pero deben tener en cuenta que el picor no es el único signo de la existencia de piojos.

De hecho, es más importante fijarse en si el pequeño tiene crostras en el cuello, y en si hay huevos de liendres en su pelo, reconocibles por su color plata, y porque no se separan del pelo, por mucho que lo movamos.

Cómo evitar el contagio

Si los padres finalmente han confirmado la existencia de estos signos de piojos en el cabello de sus hijos, es importante que intenten reducir las posibilidades de contagio de los demás miembros de la familia. Para ello, es importante que vigilen que no reaparezcan los huevos, que les peinen con frecuencia, y que vigilen que los niños no intercambien objetos personales, como el peine, la toalla o la bufanda.

Eliminar los piojos

Si la presencia de los piojos ya es un hecho, es necesario acudir antes que nada a la farmacia para que se nos de el tratamiento médico adecuado para su eliminación. Pero también necesitamos eliminar los huevos pasando un peine antiliendres cuando el cabello esté mojado durante, al menos, 15 o 20 minutos.

En cuanto a los productos antipiojos que podemos encontrar en el mercado, destaca el que contiene permetrina, que no se debe emplear en niños de menos de seis meses, aunque es el más habitual. También existen algunos productos naturales hechos a base de flores de crisantemo, que son igual de efectivos.

Remedios caseros para los piojos

Aquellos padres que prefieran no recurrir a productos médicos, pueden usar ciertos remedios caseros para eliminar los piojos de sus hijos. Uno de ellos es hacerle friegas con aceite de lavanda, y poner al niño un gorro de algodón para dormir, o usar una infusión de tomillo fuerte, y mezclada con vinagre.

De hecho, aclarar el pelo con vinagre se considera uno de los medios más habituales de prevención de los piojos en los niños, aunque no hay que aplicarlo cuando se emplea un champú farmacéutico para tratar de eliminar los piojos, ya que su efecto podría quedar diluido debido a la gran acidez del vinagre.

Todos estos remedios caseros deben ir siempre acompañados del uso regular del peine antiliendres para que sean realmente efectivos.

Foto: Flickr


Referencias: Wikipedia | Medline


¡Ya somos más de 70.000 fans! ¡Únete!

Deja un comentario