Ingesta de verduras en el embarazo protegería a los niños contra la diabetes

La alimentación tiene un papel muy importante durante el embarazo, ya que, el feto se alimenta a través de la madre y de ahí que no sólo sea importante para la futura madre sino para el desarrollo del pequeño. De este modo, es fundamental que siga una dieta equilibrada y variada, con todos los nutrientes y vitaminas necesarias para tener una salud de hierro.

Y es que de hecho, seguir una dieta alimenticia que cumpla los parámetros adecuados influirá en el feto y en su salud, según lo han demostrado muchos estudios.

NUEVO: Accede a nuestro nueva Comunidad y comparte tus dudas y experiencias

Se ha demostrado que ingerir verduras en el embarazo disminuye la aparición de diabetes en el bebé


Especialistas de la Universidad de Gothemburg, en Suecia, han realizado una investigación, publicada en la revista especializada “Pediatric Diabetes” en la que se demuestra que el consumo de verduras durante los meses de gestación puede evitar que el pequeño desarrolle posteriormente diabetes del tipo 1.

De este modo, tras dicha investigación se observa que el origen de la diabetes en los pequeños tiene su origen en la disminución de la insulina en el páncreas.

Y es que, aunque la glucosa sí que se mantiene en el cuerpo gracias a la ingesta de alimentos, no consigue regresar a las células y, por consiguiente, se queda en la sangre, provocando así la aparición de este problema, tan común hoy en día. De hecho, los casos de niños que sufren diabetes tipo 1 han aumentado de forma muy alarmante en los últimos cinco años, convirtiéndose, de hecho, en una de las enfermedades crónicas más frecuentes en el periodo infantil.

Para dicho estudio se tomó como muestra alrededor de seis mil niños en torno a los cinco años, cuyas madres sí que habían ingerido verduras durante su embarazo y otras que, por el contrario no habían comido este tipo de alimento. Tras evaluar y hacer los análisis pertinentes, se demostró que la cantidad de anticuerpos presentes en los pequeños, o la presencia de diabetes del tipo 1, era dos veces más común en los niños cuyas madres no tomaron verduras durante su gestación.

NUEVO: Accede a nuestro nueva Comunidad y comparte tus dudas y experiencias

Todo indica que la alimentación durante el embarazo debe ser sana y equilibrada


Aún así, y a pesar de que se hacen necesarios más estudios que demuestren esta relación entre la toma de este tipo de alimento y la consecuencia de la diabetes en los pequeños, queda patente que la alimentación va a determinar o influir en la aparición de ciertos problemas o complicaciones en la salud del pequeño.

Por todo ello, si se pueden prevenir estas enfermedades crónicas en los pequeños, habrá que prestar gran atención a la alimentación. Y es que, aunque quizás suene redundante, el consumo diario de verduras, ya sea como guarnición o en ensalada, por ejemplo, puede aportar al cuerpo gran cantidad de vitaminas y minerales, así como fibra que también favorece que no se den casos de hipertensión y contribuye a controlar la diabetes gestacional. Así, las verduras más ricas en hierro son las espinacas, acelgas, escarola, ajo, brócoli…entre otras. Mientras que otras, como el puré de patata, el repollo, la remolacha o la zanahoria son ricas en fibra y el espárrago, tomate y aguacate aportarán ácido fólico al organismo. Será suficiente con incluir algunos de estos alimentos en la dieta para evitar posibles problemas o trastornos como la diabetes.