Alimentos prohibidos en el embarazo


Alimentos prohibidos en el embarazo

Cuidarse y llevar una alimentación sana y bien equilibraba es importante durante toda la vida, pero hay una etapa en la vida de la mujer en que esto se hace mucho más necesario. Durante el embarazo el cuerpo de la mujer se prepara para acoger, ver crecer y alumbrar una nueva vida.

Para que todo ello se desarrolle de la mejor forma posible, es necesario que la mujer cuente con los nutrientes necesarios ya que serán éstos los que el bebé utilizará para crecer. Si existe alguna carencia en el organismo de la madre el bebé sentirá a su vez esa falta. Pero también pasa lo contrario, el popular refrán ‘hay que comer por dos’ ha hecho mucho daño a generaciones de mujeres. Estar sana no significa estar gorda, el sobrepeso es igual de peligroso que la falta de alimento, tanto para la madre como para el bebé. Complicaciones durante la gestación, en el parto o en la recuperación son habituales en las mujeres que se han pasado de peso.

Una dieta equilibrada es la mejor alimentación

Evitar que estos fallos en la alimentación, por exceso y por defecto, sucedan se debe hacer llevando una dieta adecuada. Los análisis serán los primeros indicadores de los niveles de la madre, a partir de ahí matrona y ginecólogo trabajarán junto con la madre para lograr que a su organismo no le sobre ni le falte de nada.

A la hora de hablar de dieta equilibrada se trata de incluir cuantos más alimentos sea posible. No se trata de hacer una lista y empezar a prohibir, lo que hay que saber es qué alimentos pueden ser menos beneficiosos durante el embarazo y por tanto no abusar de ellos.

Los chocolates, dulces refinados, refrescos y otro tipo de grasas son uno de los grupos con los que se debe tener cuidado, aportan una serie de calorías que en nada benefician a la madre. No pasa nada por comer chocolate de vez en cuando lo que no se debe hacer es comer grandes cantidades y convertirlo en una costumbre diaria.

Por otro lado existen otro tipo de alimentos que no son perjudiciales por si mismos sino que depende de como se consuman. Es el caso de las carnes, durante el embarazo es muy importante que estén bien cocinadas ya que si no pueden contener bacterias potencialmente perjudiciales para el feto en desarrollo. Los embutidos y carnes preparadas son otro de los grupos alimentarios que no se recomiendan a no ser que se calienten hasta emitir vapor o se congelen previamente, son también focos de grupos de bacterias peligrosas. Y es que son muchas las mujeres que no tienen anticuerpos de toxoplasmosis, presente en este tipo de productos, provoca una enfermedad infecciosa causada por un parásito que en los casos más extremos puede causar la muerte del bebé.

Frutas y verduras

La fruta y las verduras se deben lavar a fondo y consumirlas mejor sin piel, para evitar también posibles infecciones. Hay que tener mucho cuidado con los huevos, deben estar bien cocinados y para evitar riesgos es mejor no consumirlos fuera de casa, tampoco salsas preparadas con ellos, como la mayonesa, si no es de absoluta confianza. Por otro lado hay que evitar los quesos sin pasteurizar, no se recomiendan los de tipo brie, camembert, azul o feta. No hay que olvidar que sustancias como la cafeína o el alcohol deben eliminarse de la dieta en beneficio del bebé.

Foto: Flickr
Referencias: Wikipedia | Medline


¡Ya somos más de 70.000 fans! ¡Únete!

Especiales que te interesan:


Semana a semana:



¡Ya somos más de 70.000 fans! ¡Únete!

Deja un comentario