18 semanas de embarazo – Cuarto mes


El bebé


A las 18 semanas de embarazo el bebé debe pesar aproximadamente 140 gramos, medir unos 16 cm, tener un BPD (diámetro de cabeza) de más o menos 40 mm y una longitud del fémur de unos 27 mm. Ahora ya puede ser lo sucintamente grande como para que sientas a la perfección sus increíbles movimientos: gira, se tuerce, patalea y golpea todo el vientre desde el interior.


El bebé


Por otro lado está aprendiendo a bostezar y una increíble habilidad: el hipo.

Por último es reseñable que más o menos durante esta semana desarrollará su conjunto único de huellas dactilares.

Video del bebé esta semana:


La madre


Estás embarazada de 18 semanas y durante esta semana el dolor de espalda que padeces puede hacer que el atarte los nudos de los zapatos sea una tarea dolorosa y compleja. ¿Por qué tienes ese increíble dolor de espalda? La explicación hay que buscarla en el tamaño del útero, que ya tiene el tamaño de un melón. Al haber crecido tanto el útero nuestro centro de gravedad se ha desplazado hacía la parte anterior (adelante), haciendo tensión en nuestras lumbares y pensionando toda la espalda. Si a todo ello le sumas el que las hormonas están haciendo de las suyas con los músculos y los ligamentos, ya tenemos el cóctel perfecto para poder decir ¡ay!


Consejos y tips a las 18 semanas de embarazo


Ahora que tu barriga está creciendo seguro que muchos familiares y amigos quieren tocártela. Si te gusta que te toquen y no te molesta adelante. Pero si no te gusta que lo hagan dilo. Educadamente pero dilo. El que estés embarazada no implica que tengas que dar permiso para que te toque cualquier persona que no desees.


Embarazo múltiple de gemelos o mellizos


Si estás teniendo problemas con la aparición de hemorroides y venas varicosas un sencillo truco pero efectivo es que bebas abundante agua para hidratarte bien y que cuando descanses eleves las piernas con un cojín o almohada.


Ideas para el papá


¿Eres un hombre “arregla todo"? Es muy común que durante el embarazo los padres se vuelvan sobreprotectores con su pareja. Si a esto le unimos el que la mujer embarazada se vuelve muchas veces más sensible, o al menos aparentemente desde el punto de vista del papá, tenemos un cocktel explosivo.

Recapacitemos papá. Si tu pareja te cuenta cosas e incluso a veces llorando no debes tomar acciones para solucionar todos sus problemas. A veces lo que simplemente quieren las futuras madres es que las escuchen. No necesitan que les soluciones todos sus problemas.