¿Qué métodos anticonceptivos existen?


Hoy en día la contracepción es una opción muy fácil para todos aquellos hombres y mujeres que no deseen concebir un hijo hasta el momento adecuado de sus vidas.

Realmente, existen numerosos métodos anticonceptivos en el mercado, que nos permitirán evitar un embarazo, pero es recomendable que se opte por uno de estos productos después de haber ido al médico, para que nos asesore acerca de cual es el idóneo en cada caso.

Los métodos anticonceptivos naturales

¿Qué métodos anticonceptivos existen?

Pese a los avances médicos en el campo de la contracepción, la verdad es que muchas parejas aun siguen optando por los denominados métodos naturales, que consisten simplemente en intentar evitar la eyaculación dentro de la vagina de la mujer, especialmente en sus días fértiles.

Este método es muy poco eficaz, porque implica que la mujer debe tener un período extremadamente regular, y que además la pareja debe saber controlar muy bien tanto los días en que pueden tener sexo, como la eyaculación, en el caso del hombre. Además, no protege contra la transmisión de enfermedades sexuales, lo que puede tener consecuencias serias en la salud de los miembros de la pareja.

Los métodos de barrera

El preservativo masculino y femenino son los dos grandes métodos anticonceptivos de barrera que existen,

El condón masculino es una funda de goma que se coloca para recubrir el pene erecto y evitar que el semen llegue a la vagina. Sus ventajas son múltiples: tiene alrededor de un 90% de efectividad, es fácil de usar y no tiene efectos secundarios. Además, protege con el VIH y las enfermedades de transmisión sexual.

El preservativo femenino, en cambio, está diseñado para se puesto en la vagina de la mujer. Se considera que tiene una efectividad del 90% , y que es un método seguro y fácil de colocar, que también protege de las enfermedades de transmisión sexual. Sólo tiene un pega: se tiene que colocar antes de ir a tener relaciones sexuales. Por lo tanto, puede no tener disponibilidad.

El diafragma

El diafragma es un pequeño artilugio de goma con un anillo flexible, que se coloca en el cuello del útero de la mujer, y que tiene una efectividad de entre un 90 y un 97 por ciento. Aunque es un método seguro, es muy incómodo, ya que se debe introducir con espermicidas y no puede retirarse hasta 8 horas después de haber tenido sexo.

La píldora anticonceptiva

El uso de los métodos anticonceptivos hormonales ya es también habitual entre la mayoría de mujeres en edad fértil. Se trata de una simple pastilla de ingestión diaria que contiene la dosis diaria de hormonas necesaria para inhibir la ovulación.

La efectividad de las pastillas anticonceptivas es prácticamente del 100% y, además, presenta otras ventajas, como ayudar a regular los ciclos menstruales, y reducir la hemorragia y los dolores propios del período. Su única desventaja importante es que no protege de la transmisión de enfermedades sexuales, además de que hay que llevar un seguimiento médico de su administración.

El DIU

El DIU es un pequeño artilugio en forma de T, que el ginecólogo implanta dentro de la matriz o útero femenino. Los médicos cifran su efectividad práctica en un 98%, y además de una gran comodidad para la mujer, ya que no interfiere en ningún momento con la relación sexual. Eso sí, hay que tener en cuenta que puede producir ciertas infecciones ginecológicas, y que no protege ni contra el SIDA, ni contra las enfermedades de transmisión sexual.

Foto: Flickr


Referencias: Wikipedia | Medline

Especiales que te interesan:


Deja un comentario