Tipos de parto

Tipos de parto

El momento del parto es a la vez el más esperado y el más temido por las mujeres embarazadas, especialmente por las primerizas. La preocupación porque todo salga bien, puede llegar a crear ansiedad durante el embarazo, y esto es lo que se debe evitar. De lo que se trata es de disfrutar de todo el proceso de gestación y para ello lo mejor es tener muy claro que tipo de parto vamos a tener, conocer el paso a paso de este momento con el fin de eliminar el miedo a lo desconocido.

Parto natural y parto medicalizado

En general se puede hablar de parto natural y parto hospitalario o medicalizado, este último es el mayoritario hoy en día. El parto en el hospital se entiende que es un proceso con intervención médica y aquí también hay diversos tipos. Hablamos de parto sin dolor cuando se utilizan fármacos para evitar sufrimiento a la mujer, es el caso de la epidural. En muchas ocasiones no se utiliza este anestésico aunque sí otras herramientas como los fórceps en caso de que haya que ayudar a salir al bebé. También se puede dar el caso que sea un parto vaginal que prácticamente no requiera intervención aunque por la posición de la mujer y los protocolos que se siguen no se podría hablar de parto natural cien por cien.

Otro tipo de parto que también requeriría intervención sería el parto prematuro, afecta a entre un 5 y un 10% de las mujeres y sería el que ocurre antes de la semana 37. Supone un alto riesgo para la salud del bebé y la presencia médica es vital. En otras ocasiones puede que sea necesario inducir el parto, porque el embarazo está siendo demasiado prolongado, porque el líquido amniótico se ha contaminado o porque hay algún riesgo para el bebé. Y una última práctica, muy extendida dentro del parto medicalizado, seria la cesárea. Hay mujeres que incluso desean que su parto se produzca por cesárea ya que se evitan los dolores del parto. Este sería el parto abdominal y no está exento de riesgos ya que no deja de ser una operación quirúrgica y hay mayor número de infecciones, hemorragias y coágulos, además de más dolor post parto.

Partos de tipos no mayoritarios o alternativos

Pese a que todas estas fórmulas son las comunes cuando una mujer va a dar a luz existen otras opciones que si bien no son mayoritarias es necesario conocer. El parto natural sería la primera de ellas, es el parto en el que no se utiliza ningún tipo de fármaco y se deja que la mujer elija en qué posición desea dar a luz. Casi no se utiliza en ninguna clínica aunque si empieza a haber centros que incorporan la silla de partos que permite a la mujer colocarse en la posición más natural y cómoda para dar a luz. Otra opción seguida por algunas mujeres es el parto asistido en casa, con la ayuda de la matrona y siempre que no haya complicaciones la mujer puede dar a luz en la tranquilidad de su hogar. Por último, dentro de la modalidad de parto natural estaría el parto en el agua del que ya hemos hablado en alguna ocasión.

No siempre podemos elegir, por miedo o desconocimiento la mayoría de mujeres opta por dar a luz en el hospital, pero debemos saber que aún en estas condiciones podemos hablar con el médico, conocer el proceso y pedir que este sea lo más natural posible. El parto siempre puede entrañar riesgos, saber lo que va a pasar es el mejor remedio para enfrentarnos a él con el ánimo tranquilo.

Foto: Flickr
Referencias: Wikipedia | Medline

Especiales que te interesan:


Deja un comentario