¿Tener un orgasmo puede provocar problemas en el embarazo?

¿Tener un orgasmo puede provocar problemas en el embarazo?

Cuando se tiene un orgasmo las sensaciones de placer llegan a todas las células del cuerpo, los beneficios para el organismo son múltiples y no existe ninguna contraindicación. Pero cuando se está embarazada las dudas surgen, con una nueva vida creciendo en su interior la mujer se pregunta si los orgasmos pueden llegar a afectar a su bebé. Pueden estar tranquilas, ni los orgasmos ni las relaciones sexuales son perjudiciales para el niño, de hecho el bebé percibe todas las sensaciones de su madre, si estas son placenteras mucho mejor.

No todas las mujeres viven igual su sexualidad durante la etapa de gestación. Para algunas supone una liberación el hecho de no tener que utilizar métodos anticonceptivos lo que unido a la alegría de estar embarazada hace que aumente al apetito sexual, para otras en cambio la preocupación de dañar al bebé o incluso el malestar físico de los primeros meses les lleva a evitar las relaciones. Lo importante es que cada una se deje guiar por sus instintos aunque sin perder de vista que el sexo y los orgasmos en nada pueden dañar al niño.

Contracción del útero durante el orgasmo

La preocupación viene dada porque durante el orgasmo el útero se contrae y esto hace que la mujer se pregunte si esas contracciones pueden ser contraproducentes. Es cierto que hay contracciones, pero no son perjudiciales. Sí que es verdad que en la última fase del embarazo cuando el bebé se retrasa, los médicos recomienda que una forma de intentar provocar el parto es manteniendo relaciones sexuales. Esto no es más que animar, mediante las contracciones que provoca el orgasmo, un acontecimiento inminente, pero una mujer no se va a poner de parto por mantener relaciones en el séptimo mes.

Bien es cierto que hay situaciones que implicarán un mayor cuidado e incluso provocarán que se deba prescindir del sexo. Si hay infección vaginal, hemorragias, placenta previa, rotura de bolsa, amenaza de aborto o dolores intensos y calambres. En estos casos será el especialista el que de las recomendaciones precisas.

De forma general, el sexo es bueno para las embarazadas

En general una mujer que no presente ninguna problemática asociada va a poder disfrutar del sexo durante todo el embarazo sin problemas. Habrá momentos mejores que otros para ello, normalmente es el segundo trimestre el ideal para disfrutar del sexo, quedaron atrás las molestias iniciales y la mujer no se siente todavía tan pesada como lo estará de cara a la recta final. Es un buen momento para disfrutar de las relaciones y empezar a buscar incluso nuevas posturas que faciliten el orgasmo adaptándose a los cambios en el cuerpo. Y no hay que preocuparse por el bebé, está bien protegido, el cuello del útero está sellado, cerrado por un tapón mucoso que evita que nada entre en su recinto.

El orgasmo no solo provocará contracciones en el útero, gracias a él aumenta el flujo sanguíneo, se elimina el estrés, se relajan los músculos, los pulmones se oxigenan, las vías respiratorias funcionan mejor y disminuye el dolor, ya que tiene incluso poder analgésico. En definitiva provoca una sensación de bienestar físico y psicológico, que ayudará a la madre a hacer más llevaderas las molestias del embarazo.

Foto: Flickr


Referencias: Wikipedia | Medline

Especiales que te interesan:


Deja un comentario