¿Hasta cuándo alimentar al bebé con leche materna?

Hasta cuando la madre quiera, no hay una edad a partir de la cual se deba renunciar a dar el pecho al niño, es una decisión personal que debe adoptar la mujer. Sí es cierto que entidades como la Organización Mundial de Salud recomiendan que se de el pecho de forma exclusiva hasta los seis meses de edad, a partir de ahí se comienza a introducir la alimentación complementaria.

Pero esto no significa que se deje de dar el pecho, al bebé le sigue aportando nutrientes y defensas necesarios para su desarrollo.

Por tanto lo recomendado es que hasta el medio año el bebé se alimente solo con el pecho de su madre. Esto supone una gran ventaja, no hay que preparar biberones, ni gastar dinero en otro tipo de leches artificiales, que nunca van a ser tan buenas como la propia, además la madre puede estar segura de que su hijo recibe todo lo necesario de la leche materna.

NUEVO: Accede a nuestro nueva Comunidad y comparte tus dudas y experiencias

Lo principal es que se haga lo que la madre desee


A partir de ahí seguir dando el pecho al bebé va a depender de los deseos de la madre. Dar el pecho es una experiencia muy gratificante para la mayoría de mujeres, supone un momento de unión muy especial con su hijo, que también lo percibe de esta manera, así, no se trata tanto del hecho de alimentar en sí, sino de mantener ese lazo afectivo que supone dar el pecho.

Hay ocasiones incluso en que tras esos primeros seis meses exclusivos el bebé no quiere otro alimento, solo pecho, no hay que preocuparse, se puede seguir perfectamente con la lactancia. De hecho la propia OMS afirma que se debería mantener hasta los dos años con otro tipo de complemento. Si el bebé solo quiere pecho puede obtener todo lo que necesita de la leche materna, aportándole algún complemento como el hierro, que es casi el único del que puede carecer a partir del medio año.

NUEVO: Accede a nuestro nueva Comunidad y comparte tus dudas y experiencias

Muchas veces se deja de dar pecho simplemente por presiones sociales


Es precisamente cuando a la mujer le empiezan a decir que ya ha dado el pecho bastante tiempo, que el bebé ya tiene todas las defensas, que ya come casi de todo, cuando la madre más disfruta de ese momento con su hijo. El niño ya es más mayor interactúa con la madre, la mira, juega con el pecho, ambos disfrutan y suele pasar que por presiones sociales se acabe renunciando a esa relación tan especial.

Por ello la mujer que quiera seguir dando pecho aunque su hijo tenga ocho meses, 15 o 24 no debe dejarse influir por el entorno, el niño va a seguir recibiendo los aportes de la leche y además van a disfrutar. Dar el pecho más allá de la edad socialmente aceptada en nada va a dañar al niño, y el momento de dejarlo lo decidirán ambos. Hay niños que una vez empiezan a comer de todo simplemente ya no quieren pecho, otros lo seguirán reclamando por ejemplo antes de dormir. La mujer debe estar segura de que lo desea y si le gusta dar el pecho debe apostar por ello.