Actividad física en el embarazo

Al quedar embarazada, no sólo no es necesario que dejes de lado tu rutina de ejercicio, sino que es altamente recomendable por la mayoría de los profesionales médicos que continúes ejercitándote, siempre y cuando seas cuidadosa con respecto a los movimientos bruscos. Y en caso de que no estés acostumbrada a ejercitarte regularmente, es un buen momento para comenzar a realizar actividad física en el embarazo.

NUEVO: Accede a nuestro nueva Comunidad y comparte tus dudas y experiencias

No es necesario que cambies tu rutina de ejercicio demasiado


Un mito bastante esparcido entre la población occidental, es que las mujeres embarazadas no deben realizar actividad física en el embarazo, puesto que puede provocar un aborto espontáneo.

Pues bien, si el tuyo no es un embarazo de riesgo (en cual caso, deberás seguir estrictamente las indicaciones de tu ginecólogo/obstetra), no existe razón alguna para realizar grandes cambios en tu rutina de ejercicio, siempre y cuando no incluya actividades extremas, como el boxeo, artes marciales de alto impacto o buceo.

Siempre y cuando no te encuentres en riesgo de sufrir golpes, caídas o demasiada presión, toda clase de ejercicio es saludable tanto para ti, como para tu bebé.

Es posible realizar actividad física en el embarazo sin encontrarte en riesgo de ninguna clase. Desde las caminatas matutinas, salir a correr, clases grupales de ejercicio cardiovascular (como spinning o rpm) o aeróbico, hasta ejercicios para tonificar la musculatura, como las sentadillas, los espinales y abdominales, toda actividad física representa un excelente beneficio para tu cuerpo y el de tu bebé durante el embarazo.

En particular los abdominales, que ayudan a desarrollar la elasticidad de los músculos que entran en acción con las contracciones y a la hora de dar a luz. Cuánto más acostumbrado esté tu cuerpo a realizar abdominales, más sencillo y libre de dolor será tu parto, así como también experimentarás una mejor recuperación posparto.

NUEVO: Accede a nuestro nueva Comunidad y comparte tus dudas y experiencias

Opciones de actividad física saludable para la relajación


Si todavía no cuentas con una rutina de ejercicios y deseas comenzar a realizar actividad física en el embarazo, tenemos varias opciones para recomendarte. En esta ocasión, queremos centrarnos en los diferentes tipos de actividades que no sólo brindan todos los beneficios saludables del ejercicio, sino que además te ayudarán a distenderte y relajarte, para que tu embarazo sea aún más placentero.

A la hora de empezar a realizar actividad física en el embarazo, existen varias opciones saludables para el cuerpo y la mente. La primera de ellas es la musicoterapia (o también conocida en otras partes del mundo como Biomúsica), que incorpora movimientos de diferentes técnicas antiguas (como el tai-chi), con sonidos y músicas que repercuten a nivel físico y emocional en la persona, abriendo su capacidad perceptiva y de relajación. Otra renombrada actividad es el yoga, en todas sus variaciones disponibles.

Ésta clase de ejercicio físico no sólo te permitirá acostumbrarte gradualmente a los cambios físicos de tu cuerpo durante el embarazo, sino que también mejorará tu flexibilidad corporal, la elasticidad de tu piel y te proporcionará diferentes técnicas de relajamiento, que incluso podrás poner en práctica a la hora de dar a luz.