Trastornos sexuales tras el parto

El parto supone un tremendo esfuerzo para la mujer, tanto físico como emocional. A lo largo de nueve meses se sufren una serie de cambios en todos los niveles del organismo. Puede parecer que con el parto todo llega a su fin, pero esto no ocurre de manera inmediata. Tanto la parte física como la psicológica de la mujer necesitan un tiempo para asimilar todo lo sucedido, poco a poco cuerpo y mente irán recuperando la forma.

Este proceso afecta invariablemente al sexo, lo normal es que la mayoría de mujeres pierdan el apetito sexual tras el parto, es completamente lógico.

Los órganos reproductores están volviendo a su lugar tras el trabajo realizado. La mujer por su parte se enfrenta a sus primeras semanas como madre, el recién nacido requiere continuamente su presencia, por lo que centra todas sus energías en el cuidado del bebé.

NUEVO: Accede a nuestro nueva Comunidad y comparte tus dudas y experiencias

Es una situación que puede generar tensiones


Es una situación nueva que la pareja debe sobrellevar unida. El apoyo y la comprensión de la pareja es fundamental para que poco a poco la madre, una vez esté físicamente recuperada, pueda retomar sus relaciones sexuales con normalidad. En las primeras semanas tras el parto las hormonas todavía harán de las suyas, por lo que la mujer estará más sensible, el tema sexual no debe ser una más de sus preocupaciones y así se le debe hacer saber.

Tampoco habrá que perder de vista que la mujer no se siente atractiva después de haber pasado por un parto. La imagen que se tiene sobre una misma está deteriorada debido a los cambios sufridos con el embarazo, además del cansancio y agotamiento de las primeras semanas. Por eso será importante, además de hacer sentir bella a la mujer, que ésta empiece a cuidarse, yendo a la peluquería o iniciando paulatinamente alguna actividad deportiva.

La libido baja y la falta de ganas a la hora de mantener relaciones sexuales son trastornos pasajeros que desaparecen con el tiempo. Pero si esto no es así, si la mujer está totalmente recuperada en su parte física pero el deseo sigue inhibido, puede que haya que profundizar en las causas.

NUEVO: Accede a nuestro nueva Comunidad y comparte tus dudas y experiencias

Trastornos físicos relacionados con el sexo


Mención aparte merecen los trastornos físicos relacionados con el sexo. Tras un parto vaginal las molestias que se sienten con la penetración pueden durar varios meses. Los síntomas más frecuentes serán sequedad vaginal, dolor con la penetración, dolor con las contracciones del orgasmo y debilidad de la vagina. Si además, la mujer ha sufrido una episiotomía o desgarros estas molestias se harán más presentes. No ocurre igual con el parto por cesárea, aunque en este caso la herida debe estar totalmente curada para evitar complicaciones.

Lo normal es que al cabo de tres meses las molestias hayan desaparecido, aunque dependerá de la capacidad de recuperación de la mujer. En el caso de que estas molestias se prolonguen en el tiempo lo mejor será consultar al especialista.

En la mayoría de casos el tiempo volverá a poner las cosas en su sitio y la pareja retomará su vida sexual sin mayor problema. Esta experiencia se puede aprovechar también para aumentar la comunicación con la pareja y abordar la sexualidad abiertamente.