Las primeras pataditas del bebé en el vientre de la madre

Las primeras pataditas del bebé en el vientre de la madre

Desde el comienzo del embarazo, la mujer va a vivir muchos momentos especiales y únicos. Uno de ellos es cuando recibe o nota la primera patadita de su bebé. Por un instante, la futura mamá siente como su pequeño se mueve dentro de su cuerpo y la emoción le embarga.

Esto suele suceder en torno a las semanas 16 y 22 del embarazo, cuando ya el pequeño ha crecido lo suficiente como para moverse y dar esas pataditas. De este modo, los padres sentirán cómo su pequeño les llama su atención y la mujer notará cuándo el pequeño está más nervioso porque se moverá más. También tendrá mayor actividad en los momentos en los que, por ejemplo, tenga hipo o se asuste ante un ruido fuerte o si escucha la voz de sus padres. Asimismo, conforme vaya creciendo y tenga menos espacio en la barriga de su mamá, ésta notará cada vez más cada uno de los movimientos de su bebé.

Las mamás primerizas tardan más en notar los movimientos

Las mamás que no sean primerizas podrán distinguir con mayor facilidad cuándo se trata de una patadita o que el bebé se está moviendo, o si en cambio, son movimientos de su aparato digestivo, de los intestinos, al igual que las mujeres más delgadas, que también lo notarán con mayor facilidad.

Además resulta curioso que cada mamá explica estas sensaciones de un modo diferente. Mientras que unas dicen sentir como si una mariposa estuviera moviendo sus alas en su barriga, para otras parece como si tuvieran cohetes en su interior y notarán esas pequeñas explosiones.

Por lo especial de notar esta sensación, la mayoría de las madres suele hacerse preguntas sobre cómo pueden sentir mejor a su bebé, en qué momento o qué hacer para que el pequeño patalee.

Lo cierto es que cuando la mamá esté más tranquila, ya sea recostada e incluso por la noche en la cama, el pequeño se moverá más. También es cierto que puede deberse a que, en estos momentos cuando la madre esté fuera de un entorno de voces, bullicio… le resultará más fácil escuchar su interior y notar a su bebé. Por ello, será entonces cuando junto con el papá de la criatura, pongan la mano sobre la tripa para notar sus piececitos. Que la pareja comparta estos momentos será muy bonito y especial, jamás olvidarán esas vivencias que compartieron cuando ni siquiera había nacido su bebé.

Hablar al bebé dentro de la barriga

Además para estimularlo y así sentir cómo se mueve será útil que los padres le hablen, le cuenten cosas sobre su vida, ya que, aunque es cierto que el pequeño no les entenderá, sentirá sus voces y se sentirá seguro y arropado. Ante ello, se moverá y se hará sentir para demostrar que está oyendo esas voces. También puede ser útil que le pongan música, ya que, además de propiciar que dé estas pataditas, los especialistas afirman que es muy beneficiosa para los niños, incluso cuando aún están en el vientre materno.

En el caso de que, en torno a esta etapa del embarazo, la mujer no note que el pequeño se mueve, será recomendable que acuda a su médico, por si existiera alguna complicación o problema.

Foto: Flickr
Referencias: Wikipedia | Medline

Deja un comentario