Reducir las varices del postparto ¿Qué hacer?

La palabra «varices» viene de la palabra latina «varices», que significa «torcido». Las venas varicosas son venas agrandadas, generalmente de color púrpura azulado.

El volumen extra de sangre que se produce durante el embarazo es esencial para mantener al bebe en crecimiento, sin embargo esto genera más presión sobre los vasos sanguíneos, especialmente en las venas de las piernas, que tienen que trabajar en contra de la gravedad para empujar toda esa sangre adicional de nuevo al corazón.

Este hecho contribuye a la aparición de varices.

La antiestética apariencia de las venas varicosas, su picor o incluso dolor en algunos casos, la hace muy incómodas para la mujer. La buena noticia es que en la mayoría de los casos, si no existían varices antes del embarazo, las venas varicosas disminuirán poco a poco en unos cuantos meses después de dar a luz.

Si en algún momento las venas varicosas se hinchan, se vuelven rojas, calientes al tacto, o si aparecen llagas y úlceras cerca de las mismas, debe consultarse a su médico lo antes posible.


Remedios naturales para las varices


Estos son algunos de los remedios naturales que se utilizan para las venas varicosas. Muchos de ellos se creé que actúan en el fortalecimiento de las venas, lo que reduce el escape de líquidos de las paredes del vaso.

– Alcoholaturo de romero: depositar unas ramas de romero fresco dentro de un tarro lleno de alcohol. Dejar macerar durante 15 dias. Filtrar y guardar. Este preparado se debe frotar en las zonas afectadas

-Baño de pies para las varices: Colocar un manojo de espino blanco, castaño de indias, milenrama y meliloto en dos litros de agua. Posteriormente tomar el baño de pies de templado a frio, durante 15 minutos.

-Aceite de masaje para varices: Dejar macerar en un tarro unas ramitas de romero fresco en aceite de almendras o de girasol, durante 10 dias. Filtrar y guardar.


Infusiones aconsejadas contra las varices


-El extracto de semillas de uva y corteza de pino, ambos contienen complejos de proantocianidinas oligoméricas, los cuales son antioxidantes que refuerzan la estructura del tejido conectivo de los vasos sanguíneos y reduce su inflamación.

-Preparado de rusco ( Ruscus aculeatus ). Esta planta es también conocida como la caja de acebo o la rodilla acebo. Contiene ruscogeninas, que se cree que fortalecen el colágeno en las paredes de los vasos sanguíneos y mejoran la circulación.

-Extracto de Castaño de Indias ( Aesculus hippocastanum) . Esta hierba es uno de los remedios naturales más usados para las varices y la insuficiencia venosa crónica. El principal componente activo en el castaño de indias se llama escina, la cual bloquea la liberación de enzimas que dañan las paredes capilares de las venas.

– La piña también contiene una sustancia química natural que ayuda en los problemas de varices. La sustancia química, llamada bromelina, reduce la hinchazón y el dolor que son causadas por las venas varicosas. La bromelina también se puede tomar en forma de cápsulas.

-Otra manera, más simple de prevenir y tratar las venas varicosas es colocar los pies en alto durante 10 minutos al día.

Las hierbas naturales poseen propiedades tan fuertes como los medicamentos en algunos casos. Durante el embarazo algunas de ellas, pueden resultar perjudiciales por lo que siempre se debe consultar al médico antes de su consumo.