Viajar en el embarazo

Viajar en el embarazo

El embarazo supone un periodo largo de nueve meses en los cuales puede surgir fácilmente la necesidad de viajar por trabajo, temas familiares o personales. También puede coincidir con época vacacional y resultar muy apetecible la idea de tomarse un descanso fuera de casa. Sin embargo, es frecuente tener dudas sobre la conveniencia de pasar varias horas en coche o viajar en avión durante el embarazo.


¿Supone algún riesgo viajar durante el embarazo?

No, exceptuando los embarazos que cursen con complicaciones o sean de riesgo.

El médico, siempre habrá de valorar en cada caso individual la conveniencia o no de viajar, en función de la evolución de cada embarazo concreto. Generalmente, no existe ningún riesgo por viajar embarazada teniendo en cuenta algunas cuestiones.


Especial embarazo semana a semana:


¿Se puede viajar durante todo el embarazo?

En primer lugar, a la hora de decidir el viaje, se debe tener en cuenta el periodo de gestación de la mujer. Durante el primer trimestre, el más vulnerable, conviene escoger destinos de viaje cercanos que supongan el mínimo estrés para la mamá. Las náuseas típicas de este trimestre pueden acentuarse con el viaje aunque se puede consultar al médico para que nos prescriba algún comprimido en caso necesario.

El segundo trimestre de gestación es el más adecuado para viajar, ya han desaparecido los síntomas molestos y aún no se ha ganado demasiado peso. En estos meses, el embarazo ya está bien asentado y no se presenta tanto el riesgo de aborto espontáneo. Siguiendo algunas recomendaciones, es el mejor momento para aventurarse en destinos más largos.

Los últimos meses de embarazo implican una menor agilidad de la mujer, debido al crecimiento del feto, el peso y el cansancio afectan a la movilidad de la futura mamá. En estos meses conviene escoger destinos cercanos y seguros en caso de necesitar atención médica.

¿Viajar en avión es seguro?

Sí, viajar en avión es seguro, de igual manera que hacerlo en tren o en coche, aunque siempre se debe consultar al médico que lleva el proceso del embarazo para que verifique su conveniencia. En los casos de embarazo de riesgo, por ejemplo, quizá sea mejor evitar volar durante periodos largos ya que la tripulación de vuelo no está capacitada para atender emergencias obstétricas.

En general, cuando se trata de un viaje relativamente largo, conviene respetar el periodo de embarazo de mayor riesgo (primer trimestre) y las semanas máximas recomendadas (varían de la 32 a la 35 según la aerolínea). En el periodo intermedio, la embarazada puede viajar en avión sin que ello suponga ningún riesgo para la salud del feto ni el desarrollo del embarazo.

Recomendaciones generales para viajar embarazada

– Siempre consultar al médico antes de realizar el viaje.

– Conviene viajar acompañada por si en algún momento se presenta algún tipo de malestar o problema.

– Llevar toda la documentación pertinente por si necesitamos acudir a un médico.

– Realizar paradas frecuentes para caminar, o levantarse a estirar las piernas si viajamos en avión o tren.

Adecuar el cinturón de seguridad, colocarlo por debajo de la barriga.

– Beber mucha agua y llevar preparados refrigerios (sándwiches, frutas..etc).

– Evitar las bebidas gaseosas.

– No cargar maletas.

Ropa y calzado cómodo.

– En caso de viajar en avión o tren, conviene escoger asiento de pasillo para poder salir al aseo siempre que se necesite.