¿Cómo se evita que confundan a tu bebé en el hospital?

A menudo cuando las madres dan a luz les da miedo que puedan cambiar a su bebé por otro en el hospital, que se produzca esta confusión les aterra. Por ello, es importante que tengan claro que hoy en día, existen unos protocolos de identificación que hacen prácticamente imposible que ocurran este tipo de errores.

En España se adoptó en el año 2000 y desde entonces se sigue un control del pequeño desde que nace.

Y es que desde el momento en que la madre llega al hospital se le adjudica un codificador irrepetible, que es imposible falsificar y que consta de cinco fragmentos: dos se ponen en la documentación clínica y en el DNI del recién nacido y los otros tres, en la pulsera de identificación de la madre, en la del bebé, que la lleva en su pierna, y en la pinza de su cordón umbilical. Además este codificador neonatal contiene las huellas de la madre y del bebé digitalizadas.

NUEVO: Accede a nuestro nueva Comunidad y comparte tus dudas y experiencias

Los errores por confusión de bebés en un hospital han disminuido hasta prácticamente desaparecer


En cuanto al proceso, desde que la mujer entra en el paritorio y da a luz, se le coloca al recién nacido la pulsera en el tobillo que llevaba la madre en su muñeca. Acto seguido se le coloca la identificación en el ombligo. En este momento suelen tomársele las huellas dactilares tanto a la madre como al bebé que quedan impresas en un documento que será el que después los padres tendrán que presentar ante el Registro Civil y también en el Documento de Identificación Sanitario Materno-Filial, donde se coloca también uno de los fragmentos del codificador. Puede decirse que se trata del primer carné de identificación del pequeño, que junto al resto de documentación civil que dan en el hospital, son los que permiten inscribir al niño en el Registro.

Asimismo, aún en el paritorio suele rellenarse la historia clínica de la madre, añadiendo los nuevos datos del bebé, es decir, el sexo, hora del nacimiento, historia del parto… y también entonces se abre una nueva historia clínica para él, donde se coloca el fragmento del codificador neonatal que queda. De este modo, una vez que la madre sale del paritorio, tanto la madre como su hijo, ya están identificados siguiendo este protocolo de custodia y también están unidos legalmente.

NUEVO: Accede a nuestro nueva Comunidad y comparte tus dudas y experiencias

A veces se añaden muestras de sangre a la ficha de identificación del bebé


A menudo también se toman muestras de sangre de la madre, así como de su bebé, mediante un sistema de identificación informática. Además, en algunos centros es muy común tomar una muestra de sangre del cordón umbilical e incorporar estos resultados a la ficha del recién nacido.

Aún así, a pesar de esta explicación, es cierto y así lo dice la Asociación Española de Pediatría que, cada hospital, dentro de este protocolo tiene una forma de actuar, aunque normalmente el procedimiento suele ser similar, ya que está establecido de esta forma. De este modo hoy en día, cuestiones como el hecho de que antes incluso de salir del paritorio ya se identifique al pequeño y a la madre y se les vincule, o que todos estos procedimientos se hagan ante la mirada del padre y de la madre para que ellos mismos lo vean y no haya dudas, que exista este código que es irrepetible, así como la existencia de sistemas de identificación informática avanzados hacen seguro todo este procedimiento.