Novedad: calculadoras del embarazo

Sueño y cansancio en el embarazo

Sueño y cansancio en el embarazo

A pesar de no haber cambiado su ritmo de vida habitual, muchas de las mujeres que se quedan embarazadas se sienten especialmente agotadas físicamente, sobretodo en el primer trimestre.

El embarazo representa que el organismo de una mujer debe crear una nueva vida. Para empezar, debe alimentar al feto y adaptar su cuerpo para que el niño tenga todas las condiciones necesarias para su desarrollo. Esto implica un esfuerzo muy importante de todo el cuerpo femenino.

A esta sobrecarga de trabajo, hay que sumarle la somnolencia que provocan los cambios hormonales propios del estado de gestación, y el estrés propio de todo lo que implica un embarazo para una mujer.

La acumulación de todos estos factores acaba provocando, de manera natural, que una mujer embarazada se sienta extenuada, y se pase el día con ganas de dormir.

Cómo afrontar el cansancio

Por lógica, la mejor manera de sobrellevar un cansancio y sueño excesivos es descansando. Una mujer embarazada debe ser consciente de que este agotamiento es completamente temporal, con lo que tiene que adaptar su ritmo de vida diario a la introducción de cuantos más ratos de descanso, mejor, ya sea durmiendo más horas por la noche, o haciendo pequeñas siestas a lo largo del día.

Cuidar la dieta también es un factor importante para las mujeres que están en la primera fase de su embarazo y, por lo tanto, se sienten más cansadas. No hay que olvidar que existen alimentos mucho más energéticos que otros, y que además pueden aportar nutrientes importantes, como hierro, calcio o ácido fólico.

Algo que puede sonar paradójico es que el sedentarismo aun provoca más cansancio. Por lo tanto, es importante que una mujer embarazada haga ejercicio físico suave, como caminar.

Los suplementos vitamínicos

En los primeros meses de gestación, se receta a las embarazadas la toma de suplementos vitamínicos que les ayuden a que su cuerpo tenga las fuerzas necesarias para adaptarse al proceso de gestación. Naturalmente, hay que consultar de manera rápida con el médico si el cansancio y los vómitos son excesivos, ya que podrían tratarse de un síntoma de enfermedades como la anemia, o hipotiroidismo.

El proceso del cansancio

La sensación de cansancio y sueño excesivos es algo completamente normal en las mujeres embarazadas, y va desapareciendo a medida que el cuerpo femenino se asienta en su nuevo estado. Esto quiere decir que, más o menos, alrededor del cuarto mes de embarazo la futura madre se empezará a sentir mucho mejor. Mientras, la mujer no tiene por qué dejar sus actividades laborales habituales, pero sí que necesita adaptar su vida a un nuevo ritmo, en el que el descanso es fundamental

Tampoco hay que olvidar que esta misma sensación de verdadero agotamiento muy probablemente reaparecerá en la última fase del embarazo, cuando el cuerpo femenino esté realizando sus últimas adaptaciones para enfrentarse al momento del parto. Por lo tanto, la mujer debe estar preparada para este agotamiento, y considerarlo como una parte normal de su proceso de gestación.

Referencias: Wikipedia | Medline


Especial embarazo semana a semana: