El hipo del feto

Entre los acontecimientos típicos y más esperados durante el embarazo se encuentra el movimiento fetal. El feto puede girarse o dar una patada, movimientos que se consideran normales y de los que la mayoría de las mujeres embarazadas son conscientes.

Sin embargo, el hipo fetal suena extraño para muchas futuras mamás que se sorprenden al descubrir que incluso un feto puede tener hipo.


¿Por qué tiene hipo el feto?


Mientras algunas mujeres sienten el hipo de su hijo, en la mayoría de casos esto no es perceptible. Según los expertos en salud, es normal que un feto pueda tener hipo dentro del útero, se conoce como hipo fetal y cumple diversas funciones:

– Se ha considerado que estos movimientos sirven al feto para que pueda respirar por sí solo. En definitiva, el hipo fetal es una preparación para la vida fuera de su madre.

– El hipo fetal también sirve para el desarrollo de las habilidades motoras del bebé como succionar y tragar.

– También se relaciona al hipo con el desarrollo del sistema nervioso del feto.

A pesar de que la mayoría de movimientos fetales se sienten como tirones y patadas, en el caso del hipo fetal, se percibe como un suave espasmo en el vientre.

Se afirma que casi todos los bebés tienen hipo dentro del útero al menos una vez durante el curso del embarazo. En algunos bebés, sin embargo, puede ser más frecuente, aunque continúa siendo un proceso normal. Puede comenzar durante las últimas semanas del primer trimestre o las primeras semanas del segundo trimestre y durar hasta el final del embarazo. En ocasiones, el bebé continúa con hipo durante las primeras semanas de vida.

Especial embarazo semana a semana:


¿Cómo se produce el hipo dentro del útero?


Según los expertos en salud, el líquido amniótico entra y sale de los pulmones del feto causando contracciones del diafragma, lo que produce el hipo fetal. Estas contracciones fortalecen y preparan los pulmones del bebé para que cumplan un buen funcionamiento de respiración después del nacimiento.

Además, se considera que estas contracciones por hipo fetal, son útiles en la regulación de la frecuencia cardiaca del feto y desarrollan el reflejo que permite al bebé succionar el pecho después del nacimiento. Este reflejo es muy importante para el bebé, ya que evita que la leche entre en los pulmones.

En la mayoría de los casos, el hipo del feto no causa ninguna molestia a la futura madre ni al bebé. Es un proceso totalmente normal y pasajero del futuro recién nacido.

Si usted se está preguntando cómo detener el hipo fetal, tendrá que saber que no hay mucho que pueda hacer al respecto. Si su hijo tiene hipo en algún momento, observará que tiene una duración variable desde unos minutos hasta 30 minutos. Por lo general no es necesario acudir al médico, aunque si el hipo persiste muchas horas y varios días, se puede acudir para mayor tranquilidad, En caso necesario, conviene obtener prescripción médica y bajo ningún concepto, medicarse una misma o al bebé libremente.

Referencias: Wikipedia | Medline